Delgado Carrillo dirigió un mensaje en el que incluyó un homenaje a los trabajadores de la Salud. ESPECIAL
Señaló que el Presidente de la República ha liderado la austeridad, y en dos años Morena en el Congreso ha votado las reformas de la cuarta transformación

CIUDAD DE MÉXICO.- El coordinador de Morena en la Cámara de Diputados, Mario Delgado Carrillo, al fijar postura en sesión de Congreso General y tras escuchar los reclamos de la posición por lo que llamaron insuficiencias del gobierno federal en la emergencia sanitaria, la caída de la economía y el problema de la seguridad pública, dijo que entendía por qué se habla de dos años perdidos: "Seguramente se refieren al tiempo sin los moches a los que estaban acostumbrados".

Señaló: "entiendo a la derecha cuando habla de dos años perdidos, seguramente se refieren al tiempo sin moches a los que estaban acostumbrados; traen -agregó- la pólvora en la piel, por los cañonazos que recibieron en la reforma energética".

Entiendo a la derecha cuando habla de dos años perdidos, seguramente se refieren al tiempo sin moches a los que estaban acostumbrados; traen -agregó- la pólvora en la piel".
Mario Delgado Carrillo, coordinador de Morena en la Cámara de Diputados

Dijo que "la pandemia dejó al descubierto un sistema de salud enfermo por la corrupción", y aseguró que pese a ser el Sistema Nacional de Salud "tan frágil",  hay atención a la emergencia sanitaria.

En tribuna, a la que también subieron los integrantes de su bancada presentes en el salón de sesiones, en la sesión de inauguración del periodo de sesiones, Delgado Carrillo dirigió un mensaje en el que incluyó un homenaje a los trabajadores de la Salud, "a los héroes de nuestros tiempos, a quienes sin límites nos cuidan en esta pandemia", y manifestó la solidaridad de su grupo con las familias de las víctimas, dijo.

En contraste con la corrupción, señaló que el Presidente de la República ha liderado la austeridad, y en dos años Morena en el Congreso ha votado las reformas de la cuarta transformación, afirmó, y calificó este nuevo marco jurídico, como lo ha dicho el propio Andrés Manuel López Obrador "una nueva Constitución acorde con la voluntad del pueblo", y con ella "está en marcha una regeneración de la vida pública".

Dijo que, en efecto, la economía requiere del apoyo de todos, y por ello volverá a presentar la reforma para disminuir el financiamiento de los partidos políticos a la mitad.

El ajuste lo consideró como "un imperativo ético, pues no se puede permitir que todas las familias vivan una situación difícil, el gobierno se apriete el cinturón y los partidos políticos no".

Sostuvo que la pobreza que tanto impulsaron los gobiernos anteriores ha generado pobreza, atraso, marginación y muertes. Al respecto, la propuesta del Presidente de la República es erradicarla por completo, y para ello, "empezamos por que la corrupción sea delito grave en la Constitución, algo que ustedes nunca vieron, y que devuelvan al pueblo lo robado". También, agregó, "se acabó el Presidente compadre".