Archivo
Roberto Bernal señaló que el problema se encuentra en los aparatos de aire que faltan colocar, misma justificación que ha mencionado durante la mayor parte de lo que va de su administración

El secretario de Salud, Roberto Bernal, anunció que le falta “poquito” para terminar uno de los proyectos de salud más presumidos por la administración pasada y que aún no puede comenzar sus operaciones. Espera que se termine antes de que Enrique Peña Nieto deje su cargo.

Roberto Bernal señaló que el problema se encuentra en los aparatos de aire que faltan colocar, misma justificación que ha mencionado durante la mayor parte de lo que va de su administración.

Dichos aparatos de aire otorgarían las condiciones óptimas para que los equipos médicos necesarios funcionen de mejor manera.

Además, dijo, falta la otorgación de los permisos por pare de la Cofepris y de la Comisión de Energía Nuclear.

“Tenemos que terminar el Oncológico; falta poquito. Ya prácticamente estamos atorados con los aparatos de aire, ya están los aparatos de aire, deben de faltar uno o dos.

“Con eso ya podemos empezar a instalar los equipos grandes. Tenemos preocupación por la presencia de equipos grandes. En coordinación con la Secretaría de Salud a nivel nacional. Nos dimos cuenta de que los equipos grandes no se pueden poner sin tener las refrigeraciones de un clima para funcionar.

Señaló que no será posible “sacar todo el Oncológico funcionando porque los permisos de la Comisión de Energía Nuclear son tardados”.

El Hospital Oncológico inició su construcción en 2015, en la administración de Rubén Moreira.