El colombiano tuvo más tiempo en la cancha, pero no brilló como se esperaba. Tomada de Twitter
Este martes, Everton retoma la Premier como visitante contra Wolverhampton por la fecha 18

LONDRES.- James Rodríguez volvió a la titular de Everton para enfrentar a Rotherham en la tercera ronda de la FA Cup. Dejó una asistencia para el gol del triunfo 2-1, pero su fútbol debe mejorar.

El colombiano debutó en el torneo más antiguo del mundo y tiene minutos en las tres competencias del fútbol inglés de esta temporada. Fue inicialista para esta serie a partido único frente al penúltimo de la segunda división.

James se movió como mediocampista por izquierda y como mediapunta. Tardó en encontrar la precisión en los pases, por la presión alta del rival. Después del 1-0 de Cenk Tosun, Everton cedió la pelota, por lo que perdió participación.

Le faltó más autoridad para retomar el control del compromiso. Sin filtro en el medio, se alejó del balón en el mejor momento de Rotherham.

Con el ingreso de Doucouré, Sigurdsson y Bernard tras el 1-1, pasó a la derecha para ocupar la posición de Iwobi. Un cambio sin efecto, porque tampoco aportó para el fútbol ofensivo.

Yerry Mina jugó los últimos 25 minutos para liderar la defensa con los laterales en ataque. Sin embargo, la definición de la serie se resolvió en tiempo extra.

En esa instancia, James resolvió el flojo partido para Everton. Le dio una asistencia perfecta a Doucouré para el 2-1. Salió al instante, agotado y con la tarea cumplida. Con la ventaja, el equipo recuperó el manejo para asegurar la clasificación.

Este martes, Everton retoma la Premier como visitante contra Wolverhampton por la fecha 18. Con un partido menos, es séptimo en la tabla con 29 puntos.