Foto: Especial
La pareja creía que tenían el virus debido que la mujer se hizo la prueba del covid-19 por problemas respiratorios que había presentado, pero aún no le habían entregado los resultados

CHICAGO, ESTADOS UNIDOS.- Las autoridades investigan la muerte de una pareja que fue hallada con impactos de bala en su vivienda de Chicago, Estados Unidos. Según investigación policial, el hecho estaría vinculado a un pacto suicida porque cree que estaban contagiados de coronavirus.

Patrick Jesernick, de 54 años, y su esposa Cheryl Schriefer, de 59 años fueron encontrados en distintos cuartos. Cuando llegaron los efectivos policiales, el hombre tenía una pistola cargada en la mano.

Durante una inspección a la vivienda, todas las ventanas y puertas estaban cerradas por dentro y sus pertenencias como joyas y electrodomésticos estaban en su lugar y en orden.

“No se detectó ninguna señal de forcejeo ni violencia, tanto en la propiedad como en los cuerpos”, dijo el oficial a cargo de la intervención.

Los investigadores revisaron el teléfono y los celulares de ambas víctimas, pero no encontró ninguna llamada sospechosa o a la central de emergencias. De acuerdo con los registros policiales, tampoco se halló denuncias por violencia doméstica o similares.

Los vecinos declararon a NBC News que nunca escucharon gritos o peleas de la pareja. “Eran muy amables entre sí y con el resto de las personas”.

Familiares de Schriefer indicaron que la pareja creía que tenían el virus debido que Cheryl se hizo la prueba del covid-19 por problemas respiratorios que había presentado en los últimos días, sin embargo, aún no le habían entregado los resultados.

Los forenses se llevaron los cuerpos a la morgue para realizar la necropsia de ley correspondiente, pero los dos dieron negativo al coronavirus.

Un hecho similar ocurrió en Italia. Un enfermero asesinó a su pareja y se cortó las muñecas en un aparente intento de suicidio. Tras ser detenido por las autoridades, el hombre intentó justificarse alegando que mató a su novia “porque le pegó el coronavirus”.