La primera ministra, Theresa May, se reúne hoy con el llamado Comité 1922, que agrupa a los diputados conservadores sin cargos ministeriales, que le exigen fijar la fecha de su salida de Downing Street.
 Foto: EFE
De momento, la "premier" evita pronunciarse sobre si presentará su dimisión si el Parlamento rechaza por cuarta vez su acuerdo dentro de dos semanas.

La primera ministra, Theresa May, se reúne hoy con el llamado Comité 1922, que agrupa a los diputados conservadores sin cargos ministeriales, que le exigen fijar la fecha de su salida de Downing Street.

De momento, la "premier" evita pronunciarse sobre si presentará su dimisión si el Parlamento rechaza por cuarta vez su acuerdo dentro de dos semanas, pero cada vez son más las voces dentro de sus propias filas que le reclaman dar un paso atrás, al tiempo que varios de sus colegas se postulan como posibles sucesores.

El Ejecutivo informó esta semana de su intención de someter el pacto al dictamen parlamentario por cuarta vez la primera semana de junio, mientras prosiguen, de momento sin avances, las conversaciones con el Partido Laborista para tratar de llegar a una posición de consenso que desbloquee la situación.

De momento, la primera ministra, Theresa May " evita pronunciarse sobre si presentará su dimisión si el Parlamento rechaza por cuarta vez su acuerdo del Brexit dentro de dos semanas. Foto: AP

Por otra parte, el ministro británico del "brexit", Stephen Barclay, reiteró hoy la negativa del Gobierno a convocar un segundo referéndum en el que los británicos pudieran votar por el acuerdo de salida sellado entre Londres y Bruselas o la permanencia en el bloque comunitario.

Barclay calificó esa posibilidad como "una mala idea" en la Cámara de los Comunes como respuesta al diputado del Partido Nacionalista Escocés (SNP) Patrick Grady que preguntó al ministro si no veía "lógico" preguntar por segunda vez al pueblo británico cuando el Parlamento va camino de la cuarta votación al acuerdo.

El ministro del "brexit" criticó al SNP por querer "anular" decisiones democráticas, al mostrarse partidario de celebrar un plebiscito sobre algo que ya se votó en junio de 2016.

Además, manifestó que cuando ha hablado de esa opción con su equipo la conversación "siempre ha sido corta" porque todos coinciden en que es una "mala idea".

Por su parte, el portavoz laborista del "brexit", Keir Starmer, recalcó hoy en la Cámara Baja que su formación no apoyará el acuerdo si ambos partidos no han conseguido llegar a una solución consensuada.