Frankie afirmó que el coito siempre fue su prioridad, a tal punto que pensaba constantemente en ello durante el día. Foto: Especial
Ella señaló que tuvo este tipo de conducta después de que sus padres se separaron cuando ella tenía 13 años. Ahora busca dejar atrás su pasado y encontrar el amor 'verdadero'

Reino Unido. Una mujer de 28 años, identificada como Frankie Considine, indicó que tuvo relaciones sexuales con más de 130 hombres.

“Solo podría funcionar y continuar con mi día si supiera cuándo iba a tener mi próximo encuentro sexual”, señaló para The Sun.

Frankie llevó su sexualidad al límite tras perder su virginidad a los 14. Foto: Especial

Frankie afirmó que el coito siempre fue su prioridad, a tal punto que pensaba constantemente en ello durante el día.

Sin embargo, la mujer indicó que esto le trajo consecuencias negativas, debido a que contrajo Enfermedades de Transmisión Sexual (ETS). Además, aseguró que en una oportunidad quedó embarazada, pero no pudo determinar quién era el padre, por lo que abortó.

Foto: Especial
Foto: Especial

Ante este hecho, Considine expresó que los médicos le diagnosticaron que sufría de adicción al sexo, a tal punto cancelaba sus reuniones con amigos o decía que estaba enferma para faltar a su centro de labores con la intención de tener relaciones sexuales.

A Frankie no le importaban que fueran solteros o con pareja. Foto: Especial
Foto: Especial

Ella también dijo que este tipo de conducta se debe a que sus padres se divorciaron cuando tenía 13 años. Frankie afirmó que solía estar sola en su vivienda, debido a que su madre se mudó y su padre trabajaba como taxista.

La mujer indicó que tuvo relaciones sexuales por primera vez a los 14 años. Además, la muerte de su mamá la marcó. Eso permitió, según ella, que, a partir de ese suceso, se acueste con varios hombres. Incluso, afirmó que en una oportunidad tuvo sexo con cuatro hombres en un mismo día.

Foto: Especial

El citado medio aseguró que esta conducta se encuentra presente en más de 660 000 féminas de Reino Unido. El Colegio Real de Psiquiatras indicó que el 4 % de la población británica es adicta al sexo y una cuarta parte de ese porcentaje son mujeres.

Tiempo después, en el 2014, Frankie superó esa conducta y empezó una relación con un hombre que conoció por Tinder. Después quedó embarazada y cuando su bebé tuvo seis meses se separó del sujeto.

Foto: Especial
Ahora ya controla sus impulsos, y está en busca del 'verdadero' amor. Foto: Especial

Para superar su adicción al sexo, la mujer usó el tratamiento psicológico EMDR y afirma que su pasado no impedirá “que pueda encontrar el amor”.