El Presidente señaló que su frase "si ustedes se pasan, pues ya saben lo que sucede", fue malineterpretada

Luego de que Andrés Manuel López Obrador emitiera un mensaje a los periodistas, el cual fue considerado como una amenaza, el Presidente aseguró que fue malinterpretado y que en su gobierno no habrá ningún tipo de censura.

El pasado lunes, luego de ser cuestionado sobre la polemica que sostuvo con el periodista Jorge Ramos en la conferencia del viernes, Obrador declaró:

"El otro día vi, con motivo de esta entravista, vi a un columnista diciendo que los que venían aquí no eran buenos periodistas, que Jorge Ramos sí era muy buen periodista. No. Yo pienso, con todo respeto discrepo, creo que ustedes no solo son buenos periodistas, son prudentes porque aquí los están viendo, y si ustedes se pasan, pues ya saben lo que sucede".

Estas declaraciones fueron condenadas por organismos internacionales y defensores de la prensa al considerar que van en contra de la libertad de la prensa en uno de los países más violentos contra este gremio. En respuesta, el mandatario federal insistió en que él se refería a que iba a ejercer su derecho a réplica "y se tomó como un represalia".

“Así como los medios tienen que ejercer toda su libertad, no comercializarla, así también los servidores públicos tenemos el derecho de ejercer toda nuestra libertad. Aclaro esto porque algunos sintieron que era una amenaza, nosotros no vamos a actuar como gobiernos conservadores”, afirmó en conferencia de prensa matutina.

Insistió en que “cada quien es responsable” de sus actos y que el diálogo es circular con la prensa, pues los medios son libres para dialogar, debatir, argumentar y replicar, pero que también como gobierno se ejercerá el derecho de réplica y que serán respetuosos.

“Libertad total, plena, completa a todos, respeto. Aquí vienen a expresarse todos, hasta los que fueron voceros de quienes impulsaron la política neoliberal. No hay problema con nadie”, afirmó.