Foto: Especial
Édgar Vázquez Calleros mató a un cliente que le exigió la devolución de un vehículo sin reparar, dado que no se cumplió con un acuerdo anterior

Ciudad Juárez, Chihuahua.- Fue detenido un mecánico que el pasado mes de abril le quitó la vida a un cliente en un taller mecánico de la colonia San Francisco, por haberle exigido la devolución de un vehículo sin reparar, dado que no se cumplió con un acuerdo anterior.

Se trata de Édgar Vázquez Calleros, de 41 años, quien fue detenido el pasado sábado y ayer quedó a disposición de un juez de Control como probable responsable de la muerte de quien en vida respondiera al nombre de Juan Antonio Salas Hernández.

La esposa del fallecido, declaró ante el Ministerio Público (MP) que el 10 de abril de este año ella y su pareja sentimental acudieron a un taller mecánico ubicado en la calle Río del Norte número 2349 en la colonia San Francisco, para solicitar la reparación de un auto modelo 2009 y ahí fueron atendidos por Vázquez Calleros.

En esa fecha la pareja dejó el automotor y al día siguiente el hoy detenido les dijo que se requería cambiar un sensor de la trasmisión y que les cobraría 2 mil 400 pesos por la mano de obra que incluía quitar el sensor y entregarlo a la pareja para la compra de la nueva pieza.

Pero el 12 de abril el hoy fallecido Juan Antonio se comunicó con Vázquez Calleros para preguntarle si tenía el sensor viejo, el mecánico les señaló que no y le informó que iba a cobrar más dinero porque tenía que “bajar” la trasmisión y eso implicaba más trabajo.

Al final la víctima le señaló que no estaban dispuestos a pagar más dinero, le solicitó la devolución del automotor pero Vázquez Calleros les cobró 800 pesos por volver a instalar una llanta, la computadora y otras piezas ya retiradas.

Ese mismo día, alrededor de las 7 de la tarde, la esposa de la victima acudió al taller por su auto y estuvo una hora y media esperando a que lo armaran. Cerca de las 8:30 de la noche, Vázquez Calleros le aviso a la mujer que habían terminado de armar el auto pero no lo iba a entregar hasta que le pagaran los 800 pesos, por lo que ella optó por llamar al 911 pero los elementos nunca acudieron al lugar y quien si presentó fue Juan Antonio. La víctima ingresó al taller y después se escucharon varias detonaciones de arma de fuego.

“Observe como salía Juan del taller, corriendo y detrás de él iba el mecánico disparándole en repetidas ocasiones y mi esposo cayó al suelo. Yo me solté llorando y vi como el mecánico paso enfrente de mí, cerro el portón del taller, puso candados y se subió a una pick up que se encontraba afuera”, declaró la mujer.

La víctima presentó siete impactos de bala, tres en el costado izquierdo; dos en el lumbar, uno hacía el lado izquierdo y otro hacía el derecho; uno en el tercio superior del brazo derecho y otro en la pierna derecha.

La causa de la muerte fue un shock hipovolémico y laceración multiorgánica por los balazos que recibió en el tórax y la región lumbar, así lo informó una agente del MP al juez al darle a conocer los datos de prueba reunidos hasta el momento en contra de Vázquez.

Ayer el acusado decidió no rendir declaración, el juez le impuso dos años de prisión preventiva y fijó la audiencia de vinculación o no a proceso para el próximo jueves a las 10 de la mañana.