Calificaron el asesinato de Javier Valdez como un golpe terrible para el periodismo en México, donde la mayoría de estos casos quedan impunes

El asesinato de Javier Valdez fue reportado por medios internacionales, que, además de repudiar el homicidio, calificaron el hecho como un golpe terrible para el periodismo en México, donde “la espiral de violencia sigue a un ritmo desenfrenado.
El diario El País publica que Javier Valdez es el sexto periodista asesinado en lo que va del año en México y recuerda que ninguna persona ha sido detenida por los homicidios contra comunicadores cometidos en lo que va del año.

“El golpe para el periodismo, para la sociedad mexicana, es terrible, más aún ante la clamorosa impunidad instalada y el silencio de las instituciones. No ha habido ningún detenido por los seis asesinatos de periodistas este año. El presidente, Enrique Peña Nieto, condenó el atentado contra Valdez. La reacción a las cinco muertes previas a la de Valdez había sido hasta ahora la designación de un fiscal de delitos contra la libertad de expresión, una medida cuando menos irrisoria si se tiene en cuenta la magnitud de la tragedia”, publica El País en su edición de este martes 16 de mayo

La nota del diario británico The Guardian destaca que “México se ha convertido en uno de los países más letales para trabajar en los medios de comunicación, ya que la mayoría de los asesinatos de reporteros quedan sin resolver y sin castigo. Los gobiernos estatales y locales a menudo condicionan la publicidad a una cobertura de prensa positiva y demuestran un desinterés aplastante en la investigación de los crímenes cometidos contra los trabajadores de los medios, según los críticos”.

El diario estadounidense The New York Times coincide en señalar que el asesinato de Javier Valdez, que obtuvo premios de la Universidad de Columbia y del Comité para la Protección de los Periodistas, “ejerce presión sobre el gobierno del presidente Enrique Peña Nieto para que se ocupe de los homicidios con más fuerza”.

“Todos menos un puñado de asesinatos y secuestros siguen sin resolverse. Eso es cierto para la mayoría de estos crímenes en México, pero los abogados defensores de la prensa dicen que la corrupción generalizada y la impunidad han ayudado a convertir al país en uno de los lugares más peligrosos del mundo para ser periodista”.

Al Jazeera reporta que Javier Valdez había informado al Comité para la Protección de Periodistas sobre su preocupación por su seguridad semanas antes de su asesinato.

“Su pérdida es un golpe para el periodismo mexicano y para el público mexicano, que ven una sombra de silencio extendiéndose por todo el país”, aseguró el director del Comité, Joel Simon.

Además de medios internacionales, la Asociación Mundial de Periódicos y Editores de Noticias (WAN-IFRA) y el Foro Mundial de Editores (WEF) se unieron a la exigencia de justicia por el asesinato de Javier Valdez.

“Es lamentable ver como la espiral de violencia contra la prensa en México sigue a un ritmo desenfrenado”, dijo Marcelo Rech, Presidente del Foro Mundial de Editores de WAN-IFRA. “Y quizás lo es aún más la flagrante inoperancia de los mecanismos y fiscalías del gobierno diseñados para protegerla”, agregó.

Rech, vicepresidente Editorial del Grupo RBS de Brasil, condenó el asesinato y exhortó al presidente Enrique Peña Nieto a “tomar medidas inmediatas y eficaces para resolver el caso y llevar a los responsables intelectuales y materiales ante la justicia en cuanto antes”.

Recordó que el 3 de mayo pasado, WAN-IFRA envió una misiva al presidente Peña Nieto en la que llamó a atender la crisis de violencia e impunidad y solicitó una reunión para discutir las maneras en las que se pueden reforzar las medidas de protección para los periodistas. Esa carta aún no tiene respuesta.