El próximo 21 de marzo se conmemora el Día Internacional para la Eliminación de la Discriminación Racial. Foto: Tomada de Internet
El próximo 21 de marzo se conmemora el Día Internacional para la Eliminación de la Discriminación Racial

El próximo 21 de marzo, además del aniversario del natalicio del Benemérito de las Américas, Benito Juárez García, se conmemora el Día Internacional para la Eliminación de la Discriminación Racial, una de las formas que en México siguen sin reconocerse plenamente y que continúa generando enormes perjuicios a las personas que son víctimas de ella.

Ante la importancia de esta agenda, es urgente que se retome como uno de los ejes transversales de la política social, y que la o el nuevo titular del Consejo Nacional para Prevenir y Erradicar la Discriminación se designe cuanto antes para garantizar el óptimo funcionamiento de la institución.

Los datos del INEGI

De acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), en México 20.2% de la población de 18 años y más en el país declara haber sido discriminada en el último año. En efecto, de acuerdo con la Encuesta Nacional sobre Discriminación, 2017, entre las personas indígenas de 12 años y más, 75% considera que “son poco valoradas por la mayoría de la gente”.

Asimismo, entre las personas indígenas y hablantes de lenguas indígenas de 12 años y más (alrededor de 10 millones), 49.3% percibe que sus derechos no son respetados o son poco respetados. De igual forma, a la pregunta relativa a cuáles son los principales problemas que enfrentan, 20.9% mencionó la falta de empleo; 16.1%, la falta de recursos económicos; 15.8%, la falta de apoyos de parte del gobierno a través de programas sociales; mientras que 14.6% declara haber sido discriminada o discriminado por su lengua o su apariencia.

De igual manera, en contraste con la población en general, las personas indígenas declaran, en un 24%, haber vivido al menos alguna situación de discriminación en los últimos cinco años. En ese sentido, destaca que 29.2% declaró haber vivido también, al menos, algún evento de negación de derechos. En ese universo, los eventos que mayor frecuencia reportan son negación de atención médica o entrega de medicamentos, con 51.2%; negación en el acceso a apoyos de programas sociales con 37.2%; negación de atención o servicio en oficinas de gobierno, con 29.4%, y la oportunidad de trabajar u obtener un ascenso, 15.9 por ciento.

La discriminación está en todas partes

De acuerdo con el Inegi, de la población indígena que declaró haber vivido algún evento de discriminación, 38.5% declaró que vivió esa situación en servicios médicos; 31.4% lo vivió en el transporte público; 23.25% en la escuela o en el trabajo; 21.4% en el ámbito familiar; el 20% en alguna oficina de gobierno; 9.65 en algún centro comercial, algún negocio o banco, mientras que 4.6% declara haberlo sido en redes sociales.

Los matices del lenguaje

El Colegio de México cuenta con un proyecto de estudio de la discriminación; en ese marco se llevó a cabo en 2019 la encuesta Proder-2019, en la cual se plantearon preguntas abiertas para determinar la auto-adscripción étnica de las personas. En ellas se preguntó por la “pertenencia étnica” o la “raza”, siendo este último concepto el de mayor uso común entre la población.

De esta forma, 57.5% de las personas se identificó a sí mismas como mestizas, 27% como indígenas; 9.6% como blancas, y 3% como negras, mientras que 19% no manifestó ninguna autoadscripción.