Foto: Especial
Brenda Matuz salió de descanso a comer con unos compañeros, posteriormente se unieron dichos capitanes, los presuntos responsables, y pretendieron tener relaciones sexuales con la soldado y al no aceptar fue asesinada

En una comunidad cercana a Tuxtla Gutiérrez, Chiapas, se investiga el asesinato de la soldado Brenda Orquídea Matuz Chacón, quien llevaba ocho meses de servicio.

Sobre el asesinato de la mujer de 26 años de edad fueron detenidos dos capitanes: José Antonio Ruiz Cabrera y Agustín Pacheco Guerrero, quienes forman parte del servicio adscritos al segundo batallón de ingenieros de combate en Chicoasén.

De acuerdo con las investigaciones, Brenda Matuz salió de descanso a comer con unos compañeros, posteriormente se unieron dichos capitanes, los presuntos responsables, y pretendieron tener relaciones sexuales con la soldado y al no aceptar fue asesinada.

Hasta el lunes pasado, no se sabía si Brenda fue ahogada en la presa Chicoasén, lugar donde hallaron su cuerpo, o fue asesinada en otro lugar y sus restos fueron depositados en dicho lugar. Lo que se informó ayer es que la joven habría muerto a causa de un golpe.

Foto: Especial
Foto: Especial

Cabe resaltar que otras cuatro personas están siendo investigadas, pero los capitanes están como presuntos responsables.

Brenda habría muerto por un golpe en la cabeza y habría sido trasladada en un vehículo relacionado con los detenidos, además se encontraron pertenencias personales y otros indicios que establecen que el cadáver fue ocultado y después arrojado a un río.