El dirigente de 14 mil trabajadores indicó que a los empleados de compañías de outsourcing se les imparten cursos de inducción, antes de laborar en mineras o siderúrgicas. LIDIET MEXICANO
Gómez Urrutia avala el sistema de subcontratación, de outsourcing en algunas de las minas en donde su sindicato tiene la titularidad del contrato colectivo de trabajo

Los trabajadores mineros pidieron a las autoridades laborales que sean revisados y vigilados todos los contratos de outsourcing existentes en empresas de ese ramo, con el fin de evitar que violen medidas de seguridad, el empleo de personas sin capacitación adecuada o de menores de edad, para evitar accidentes como ya se han producido en algunos casos.

Al respecto, Ismael Leija Escalante, secretario general del Sindicato Nacional Democrático de Trabajadores Mineros, Metalúrgicos, Siderúrgicos y Conexos, afirmó  que el sistema de subcontratación es legal, definido en la Ley Federal del Trabajo, pero debe controlarse su aplicación para que no siga como  negocio de políticos sin escrúpulos.

Sostuvo que mientras no sea perfectamente controlado el outsourcing persistirá la posibilidad de que suceda otro accidente en la industria minera, por lo cual se requiere sistemas de supervisión estrictos de los esquemas de tercería por parte de las autoridades laborales, no de los sindicatos.

Puntualizó que existen evidencias de que, en la mina de Pasta de Conchos, Coahuila, el ahora senador de Morena, Napoleón Gómez Urrutia, recibía una comisión de 12 mil pesos al año por cada trabajador de outsourcing que él permitía laborar en ese yacimiento.

“Precisamente por eso pasó esa tragedia, porque se les salió de control. Metían a cualquiera, a menores de edad, a gente sin conocimiento de lo que es una mina. Estoy de acuerdo con el outsourcing, pero debe ser controlado, vigilado, que no se use para intereses personales, que no sea visto como negocio, como lo hace Gómez Urrutia”, aseguró.

El dirigente de 14 mil trabajadores indicó que a los empleados de compañías de outsourcing se les imparten cursos de inducción, antes de laborar en mineras o siderúrgicas, con el objeto de que conozcan su funcionamiento, pero en el caso del personal tolerado por Gómez Urrutia, no existe existió este proceso y en Pasta de Conchos no tenían ni certificados médicos para considerarse aptos para ese trabajo.

Destacó que Gómez Urrutia avala el sistema de subcontratación, de outsourcing en algunas de las minas en donde su sindicato tiene la titularidad del contrato colectivo de trabajo, como sucede en una empresa de Lázaro Cárdenas, Michoacán, en donde hay miles de trabajadores contratados bajo ese esquema.

Leija Escalante consideró que el legislador de Morena y presidente de la Comisión del Trabajo del Senado de la República, quien pretendió impulsar una ley a modo sobre el outsourcing para beneficiar a su sindicato, siempre verá a ese sistema laboral con signo de pesos.

“La secretaria del Trabajo y Previsión Social y otros funcionarios jamás han visto bien a Napoleón, porque lo conocen y ojalá el presidente de la República, que también lo conoce, ya le retire su apoyo, porque representa a un sindicato familiar, no de mineros”, enfatizó.