El escándalo manchó a la compañía de Harvey Weinstein y ahora busca venderla. Foto: AP
Bob Weinstein está en conversaciones con Miramax para la venta de la compañía que desde octubre ha recibido ofertas de todo tipo

Miramax, la empresa fundada por Harvey y Bob Weinstein, quiere adquirir Weinstein Company Lo que representaría un acuerdo que uniría dos de los más grandes catálogos cinematográficos.

De acuerdo con el diario El Español, Bob Weinstein se encuentra en conversaciones con la empresa que fundó con su hermano Harvey en 1979 para venderle la compañía que ahora todos buscan evitar en Hollywood.

Según dio a conocer la agencia Bloomberg, Weinstein Co, busca comprador o refuerzo financiero desde que se destaparon los abusos sexuales que Harvey cometía con las actrices con las que colaboraba, hecho que ocasionó que varios socios de la empresa abandonaran la compañía.

Por su parte, Miramax, propiedad de de BeIN Media Group (con sede en Qatar) desde 2016 busca hacerse de la compañía productora de películas ganadoras del Oscar como El discurso del rey y Django desencadenado, aprovechando el mal momento que atraviesa esta compañía, confirmaron fuentes vinculadas al proceso de venta.

La compañía fundada por los hermanos Weinstein es evitada a raíz de los escándalos. Foto: Internet

El intento de compra por parte de Miramax complicó los planes para vender el estudio a un grupo de inversionistas liderados por la ex funcionaria de la administración Obama, María Contreras-Sweet, dio a conocer Los Angeles Times.

En noviembre, Contreras-Sweet armó un consorcio de inversores que ofreció 275 millones de dólares (5 mil 122 millones de pesos) para The Weinstein Co. Sin embargo, Harvey y Bob Weinstein han estado tratando de guiar a la compañía hacia un acuerdo con Miramax.

Actualmente Bob sigue siendo miembro de la junta, mientras que Harvey fue despedido en octubre. No obstante, los hermanos siguen siendo propietarios del 46 por ciento de la compañía.

Miramax no es la única que se ha interesado en el botín fílmico que representa la compañía creada por los Weinstein. Sin embargo, todos aquellos que ha coqueteado con Weinstein Co. han terminado retirando sus ofertas.

Las acusaciones a Weinstein ocasionaron una desbandada en la compañía. Foto: AP

Small Business Administration fue una de las empresas que se retiró de las negociaciones y Killer Content, otro estudio interesado en adquirir la empresa manchada por el escándalo de su fundador, también reconoció que su intento también ha sido frustrado.

Killer Content Inc., la productora cinematográfica que se asoció con la filántropa Abigail Disney en el consorcio que compite para adquirir la compañía, dijo que la bancarrota puede ser la mejor forma de avanzar para el aporreado estudio de cine y televisión estadounidense.

No obstante, los banqueros de inversión de Weinstein Co. en Moelis & Co se han centrado hasta ahora en la venta directa en lugar de una reestructuración de deuda o bancarrota.

Por lo pronto, tanto Weinstein como Miramax no se han pronunciado al respecto.