Twitter
Los científicos piensan que el animal llegó a la tierra luego de ser lanzado por una tormenta, pero no se explican cómo llegó tan lejos

Hace unos días fue encontrado el cadáver de una ballena jorobada en las inmediaciones del Amazonas.

Los restos del cetáceo fueron localizados en la selva de la isla de Marajo, ubicada en la desembocadura del río Amazonas.

La ballena pesa alrededor de 10 toneladas y mide 11 metros, además que es macho.

Los científicos piensan que el animal llegó a la tierra luego de ser lanzado por una tormenta, pero no se explican cómo llegó tan lejos o por qué estaba nadando tan cerca de la costa.

El cadáver fue ubicado luego de seguir mirar a una parvada de aves carroñeras que sobrevolaban la zona y estaban devorando los restos.

"No estamos seguros de cómo llegó hasta aquí, pero estamos especulando que el animal estuvo flotando muy cerca de la orilla y que la marea, que ha sido considerable en los últimos días, la trajo tierra adentro, entre los manglares”, explicó Renata Emin, una especialista del Instituto Bicho D’agua, un grupo de conservación ambiental de Marajo.

De momento no se tiene conocimiento de las causas de la muerte del cetáceo, pero los expertos ya se encuentran analizándolo.

"Estamos recolectando la mayor información posible e identificando algunas marcas y heridas en el cuerpo para ver si resultó atrapada en alguna red o fue golpeada por un barco”, señaló Emin.

"No hay manera de sacarla de ahí”, informó Dirlene Silva, funcionaria del Departamento de Medio Ambiente de Pará.

Las autoridades han informado que trataran de extraer el esqueleto de la ballena en partes para poder trasladarlo a un museo de historia natural para futuros estudios.