Anele Ngcongca murió este lunes a los 33 años.
El suceso ocurrió a primera hora de la mañana en la ciudad costera de Durban

El futbolista Anele Ngcongca, que jugó en Bélgica y Francia y vistió la camiseta de la selección sudafricana, murió este lunes a los 33 años en un accidente de tráfico, según confirmó la federación de fútbol de Sudáfrica.

El suceso ocurrió a primera hora de la mañana en la ciudad costera de Durban (este) y ha dejado al mundo del fútbol sudafricano conmocionado.

"Este 2020 ha sido un año terrible, económica y socialmente, y hemos perdido a muchos de nuestros seres queridos. La muerte de Anele resume este espantoso año", señaló el presidente de la Asociación de Fútbol de Sudáfrica (SAFA), Danny Jordaan, en un comunicado.

Ngcongca murió en el mismo lugar donde ocurrió el accidente, supuestamente tras salir despedido del vehículo.

Una mujer que viajaba con él y que conducía el coche siniestrado -al parecer, la agente del jugador según la prensa sudafricana- permanece hospitalizada en estado crítico.

Los detalles exactos del accidente se desconocen, pero el presidente de SAFA, en su comunicado de condolencias, recordó que las carreteras de Sudáfrica se cobran demasiados muertos que se podrían evitar si se respetaran las normas de tráfico.

"Hemos perdido a varios de nuestros jugadores por accidentes de carretera y no puedo recalcar lo suficiente la importancia de respetar los límites de velocidad y otras regulaciones de conducción", señaló Jordaan.

Ngcongca inició su andadura profesional en el F. C. Fortune sudafricano y posteriormente jugó en Bélgica para el Koninklijke Racing Club Genk (KRC Genk) y en Francia para el Espérance Sportive Troyes Aube Champagne.

Después volvió a Sudáfrica para vestir la camiseta de uno de los clubes más importantes del país, los Mamelodi Sundowns, durante cuatro años.

Se esperaba que en breve se presentase como fichaje para la próxima temporada del AmaZulu Fútbol Club de Durban.

Con fama de versátil defensa, Ngcongca fue internacional con Bafana Bafana (apodo de la selección sudafricana de fútbol) en algo más de medio centenar de ocasiones y formó parte del combinado nacional en el Mundial de Fútbol de 2010, disputado en su país y que ganó España.