Foto: Tomada de Internet
Los policías circulaban en dos patrullas distintas por la sierra de Durango cuando fueron atacados por personas desconocidas la madrugada de este jueves

Durango, Durango.-Siete elementos de la Policía Estatal murieron y dos resultaron heridos la madrugada de este jueves en el camino a la localidad San Francisco de Ocotán, en el municipio de El Mezquital donde los emboscó un numeroso grupo armado.

La fuerza policial estaba formada por 11 elementos destacamentados en aquella región por lo se desconoce la condición de un par de policías.

A los agentes  heridos los trasladaron  a un hospital privado en la ciudad de Durango donde reportan su estado como de pronóstico reservado.

Los policías fallecidos fueron identificados como José Cruz González, Luis Carlos Velázquez Castañeda, José Domingo Ortiz Moreno, Ayzhar Córdova Saucedo, Jorge Iván Chávez Andrade, Othoniel Almanza Olvera y César Gabriel de la Cruz Hernández.

El ataque originó la movilización del personal de las distintas corporaciones encargadas de la seguridad que se trasladaron al municipio de El Mezquital donde implementaron una búsqueda en las localidades cercanas al sitio de los hechos.

Fue en las primeras horas de este jueves cuando 11  policías estatales a bordo de dos camionetas oficiales circulaban por camino de terracería con rumbo al poblado San Francisco de Ocotán.

A la altura de la localidad Cerro Verde fueron atacados con disparos de armas de grueso calibre por  sujetos que se posicionaron desde varios puntos.

Se desconoce si los agentes de la ley alcanzaron a repeler la agresión y si causaron alguna baja entre los atacantes, pero a los pocos minutos solicitaron apoyo.

Policías estatales, de la Investigadora de Delitos y personal militar se dirigió al sitio de los hechos donde llevan a cabo la búsqueda de los integrantes del grupo agresor.

El personal de la Fiscalía del Estado inició las indagatorias y dispuso el traslado de los cuerpos al Servicio Médico Forense (Semefo) para la práctica de la necropsia.

Dos muertos, no siete, dice el Gobernador

El gobernador de Durango, José Rosas Aispuro Torres negó la información dada a conocer por la Secretaría de Seguridad Pública del funesto resultado de la emboscada que sufrieron elementos de la Policía Estatal en el municipio de El Mezquital, pues dijo que fueron dos los policías fallecidos y no siete, así como cuatro heridos y no dos.

El mandatario convocó a los representantes de los medios informativos para modificar la información que horas antes proporcionó la SSP sobre los acontecimientos y en la cual se revelaron los nombres de los siete policías fallecidos..

Aseguró que fueron dos los elementos de la Policía Estatal que perdieron la vida y cuatro los que resultaron heridos, mientras que cinco más quedaron ilesos; de ninguno se reveló la identidad.

Confirmó que los hechos ocurrieron alrededor de las 02:00 horas durante un recorrido de 11 elementos de la Policía Estatal de la comunidad de San Francisco de Ocotán que a bordo de dos vehículos  iban hacia La Guajolota y que al pasar la localidad Pata de Gallo fueron agredidos y  murieron dos agentes, cuatro quedaron heridos  y cinco están ilesos.

Comentó que al tener conocimiento de lo ocurrido hubo la reacción de las fuerzas tanto del Ejército, como de la Policía Estatal y la Investigadora, además de la Guardia Nacional que se trasladaron al lugar de los hechos para iniciar las investigaciones y la búsqueda de los responsables.

El Gobernador responsabilizó de los hechos a uno de los dos grupos delictivos que se tienen identificados y que operan en aquella región y que se desplazan hacia los Estados de Zacatecas y Nayarit.

En la rueda de prensa en la que lo acompañó el comandante de la X Zona Militar, general Jesús Arévalo; el comandante de la Guardia Nacional, coronel Jesús Antonio Hernández Macías, y delegado de la Fiscalía General de la República, Ramón Guillén Yerena y la fiscal del Estado, Ruth Medina Alemán.