Foto: Especial
80% de los casos de violencia política contra las mujeres en razón de género han ocurrido a nivel municipal, 15% a nivel estatal y 5% a nivel federal

CIUDAD DE MÉXICO.- La violencia política ha afectado más a las mujeres en este proceso electoral, pues de 35 crímenes, 21 fueron contra candidatas a un puesto de elección popular, denunciaron organizaciones feministas.

En conferencia de prensa, Observatoria Ciudadana Todas MX, integrada por 154 organizaciones feministas, señaló que las elecciones de 2021 en México son las más violentas para las mujeres.

Yndira Sandoval, integrante de Las Constituyentes, que forman parte de la Observatoria, puso como ejemplo el caso de Ivonne Gallegos, aspirante del Partido Acción Nacional (PAN) que buscaba la alcaldía de Ocotlán de Morelos, Oaxaca, y fue asesinada a balazos en marzo pasado.

También señaló que la violencia política va desde atentados contra la vida, como el caso de Sarahí Figueroa Ramírez, candidata a diputada en Guanajuato por el Partido Verde Ecologista de México (PVEM), hasta amenazas y persecución, como las que sufrió en Puebla la aspirante a regidora por el Partido Encuentro Solidario (PES), Edurne Ochoa Ledesma.

La Observatoria detalló que 80% de los casos de violencia política contra las mujeres en razón de género han ocurrido a nivel municipal, 15% a nivel estatal y 5% a nivel federal.

Por último, denunció que, si bien el Instituto Nacional Electoral (INE) retiró el registro a tres candidatos a diputados federales por dar información falsa en el “3 de 3 contra la violencia” o por actos de violencia política contra las mujeres en razón de género, las colectivas han contabilizado 105 candidaturas que no cumplen con la 3 de 3.

Lo anterior, dado que se encuentran en alguno de los tres supuestos establecidos en los lineamientos: ser deudores de pensión alimenticia, agresores sexuales --incluido el acoso y hostigamiento--, así como agresores de mujeres en el ámbito público o privado.

La diferencia, explicó, se debe a dos factores: por un lado, porque el INE estableció que la iniciativa “3 de 3 contra la violencia” implica que no puedan ser candidatos a un puesto de elección popular quienes hayan recibido una condena por ser agresores de mujeres, y por otro lado, porque decidieron que la revisión se realizaría de manera muestral y sólo se revisaron poco más de mil candidaturas.

Mientras que las colectivas hicieron el monitoreo de todos los candidatos que tienen denuncias --una investigación abierta--, han sido procesados o tienen una sentencia firme.

Además, informó que han hecho 76 antiboletas, que representan boletas de candidatos que no tendrían que estar en las boletas electorales oficiales por ser agresores físicos o sexuales de mujeres o deudores de pensiones alimenticia y quienes, consideró, tendrían que estar siendo investigados, juzgados y sancionados.

De acuerdo con Yndira Sandoval, la mayoría de las denuncias las concentra Morena, con 30 de los casos, seguido por el PAN, con 11; Movimiento Ciudadano (MC), con siete; Partido Encuentro Solidario (PES) y Verde Ecologista de México (PVEM), con cuatro, y el Partido del Trabajo (PT), con tres.

Además, dos de la coalición PVEM- PT; dos de “Va por México” (PAN, PRI y PRD), dos de Fuerza por México, dos de candidatos independientes, uno de la coalición PRI-PRD, uno de Redes Sociales Progresistas, uno de Si (partido local), uno de la coalición PAS- Morena y uno de la coalición PT- Nueva Alianza.