Reducir el índice de masa corporal puede reducir el riesgo de enfermedades relacionadas con la obesidad. Foto: Cuartoscuro
Los adultos mexicanos ocupan el segundo lugar en obesidad a nivel mundial según estudio

Entre las mujeres, la obesidad superará al tabaquismo como la principal causa de cáncer prevenible, dio a conocer un informe de la organización Cancer Research UK. La estimación no sería tan alarmante para las mexicanas si no fuera porque el País ocupa el segundo lugar en obesidad en adultos de acuerdo a la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico.

Si con tales antecedentes el panorama ya no es muy esperanzador para las mexicanas, los resultados de la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición no contribuyen a brindar mayor fe: en México, 7 de cada 10 mujeres puede padecer sobrepeso y obesidad. El remedio, reducir el índice de masa corporal (IMC).

El tabaquismo podría no ser tan perjudicial para las mujeres como el sobrepeso. Foto: Cuartoscuro

Mientras tanto, las proyecciones de Cancer Research estiman que para 2035, el 10 por ciento de los cánceres en las mujeres serán causados por el tabaquismo y el 9 por ciento por exceso de peso. Sin embargo, si para 2043 la tendencia continúa, el sobrepeso podría causar más casos de cáncer que fumar entre las población femenina.

Para los hombres el futuro no es más optimista. No obstante, debido a que entre este sector de la población hay un mayor porcentaje de tabaquismo, es más probable que los cánceres que se registren entre ellos estén relacionados con el tabaco, dijo la organización.

La población de fumadores varones es mayor, por lo que en su caso el problema se centra en este hábito. Foto: Cuartoscuro

Calificada por especialistas como el “desafío de una generación”, la obesidad comienza a imponerse como una de las principales causas de enfermedades en la actualidad, además del cáncer, como la diabetes tipo 2.

De acuerdo con el Instituto Nacional de Salud Pública, las recomendaciones alimenticias tienen que ver con la calidad, lo que se traduce en una dieta equilibrada, compuesta por alimentos naturales como frutas, verduras y granos con alto contenido en fibra, no procesados.