Un paramédico camina junto a la ambulancio al interior del Hospital General donde se reciben diversos casos sospechosos de COVID19 | Foto: Cuartoscuro
Autoridades de Salud en el municipio indicaron que los pobladores posiblemente se contagiaron en la Ciudad de México, pues varios laboran en la Central de Abasto

En la comunidad de Los Altos, del municipio de Ayahualulco, Veracruz, cerca de 20 personas murieron en menos de un mes, al menos 17 presentaban síntomas de coronavirus covid-19, pero los pobladores se niegan a reconocerlo por temor al rechazo.

La Secretaría de Salud de Veracruz reporta hasta ahora sólo cuatro casos positivos y dos muertes por coronavirus en el municipio de Ayahualulco, todos en la comunidad de Los Altos.

Sin embargo, al menos 17 de las víctimas fallecieron tras volver al municipio desde la Ciudad de México, donde probablemente se contagiaron de covid-19, ya que laboraban en la Central de Abastos.

La directora de Salud de Ayahualulco, Elvia Ruth García Blazquez, alertó que no ha todos se les tomó la muestra ya que acudieron con médicos particulares, además de que "mucha gente no lo acepta porque tiene miedo"y creen que el desinfectante "trae algo para matar a la gente".

“Si sabemos de los decesos, pero desafortunadamente no acude la gente a nosotros. Fueron alrededor de 16 de 17, pero es por lo mismo, la gente no acude a los centros de salud o si es que va, acuden a un médico particular.

"La mayoría son gente que viene de fuera, de México, se habla mucho de que de la Central de Abasto; al cerrar la central, a la hora de despedir toda la gente se vienen. Ya vienen infectados, ya vienen enfermitos”, dijo.

La mayoría de los contagios y defunciones se concentraron en la calle Galeana, donde aún hay varios casos sospechosos, además de que la funeraria ubicada en la misma, permanece cerrada y con un moño blanco.

Pero al preguntar por dónde queda la calle, la mayoría de los habitantes dice no saberlo a pesar de que es un pueblo pequeño, con menos de 4 mil pobladores que se dedican principalmente a labores del campo, como la siembra de papa y frijol.

De igual forma, evaden responder si algún empleado o dueño falleció recientemente y las causas del deceso.

Otro problema es que no todos los sepelios se hicieron acatando las disposiciones sanitarias, por lo que a varias personas las velaron y sepultaron de manera tradicional.

Ayer, los habitantes de Los Altos cerraron paso a personal de salud estatal y municipal, policías locales y empleados del ayuntamiento, así como de Protección Civil y Salud del gobierno federal, quienes acudieron al municipio para hacer trabajos de desinfección.

Asimismo rechazaron la entrega de cubrebocas y gel antibacterial, pues aseguran que el gobierno busca matar a las personas con fumigaciones.

“Hay suspicacia, hay desinformación gente de aquí del mismo pueblo se ha dedicado a mal informar y ha generado cierto descontento en la población”, dijo Carmelo Huesca, funcionario municipal.

En la comunidad de Los Altos, ubicada cerca de los límites con Puebla y a una hora de la cabecera municipal, casi el 20 por ciento de la población es analfabeta y el grado de escolaridad promedio es de cuarto grado de primaria.

Además de que sólo el 30 por ciento de los habitantes mayores de 12 años tiene un empleo.