Foto: Especial
La nieta las robó y las dio a una amiga para que las vendiera, ambas ya están detenidas. Estaban valoradas en 5 mil euros, unos más de cien mil pesos mexicanos

España. Una mujer mayor denunció el pasado junio la desaparición de sus joyas, valoradas en 5 mil euros, poco más de cien mil pesos mexicanos.

Lo que no esperaba es que el autor de su desaparición fuese alguien de su propia familia.

La Guardia Civil de Oleiros, después de una larga investigación, logró identificar a las supuestas autoras de los hechos: una de sus nietas y una amiga. Tal y como informa La Voz de Galicia, la ladrona aprovechó la relación familiar para robarle las joyas a su abuela y, posteriormente, se las entregó a su amiga para que las vendiera.

Los agentes han logrado recuperar una parte del motín por valor de 3 mil euros (poco más de 60 mil pesos) y la investigación sigue abierta para recuperar el resto de las joyas sustraídas.

Las investigadas, junto con las actuaciones realizadas, fueron puestas a disposición del Juzgado de Instrucción de guardia de La Coruña.