Foto
Al intentar sacar la mano de forma desesperada se clavó una de las pijas y ya no pudo zafarse

Saltillo.- Nahomi, de 9 años, dejó su mano prensada al meter los dedos de su mano derecha a un espacio que había entre unas láminas del escritorio de un salón de clases. 

La menor estudia en la escuela “Nueva Creación”, ubicada en Parajes de Los Pinos del municipio de Ramos Arizpe. 

Al intentar sacar la mano de forma desesperada se clavó una de las pijas y ya no pudo zafarse. 

Fue minutos después de las 6 de la tarde de éste miércoles cuando se registraron los hechos.

Los directivos del plantel dieron aviso al Sistema de Emergencias 911, por lo que rescatistas de Bomberos acudieron al lugar. 

Al revisar la situación decidieron usar las conocidas “Quijadas de la Vida”. 

La menor estaba bastante asustada y no pensaba en otra cosa que no fuera el miedo, lo peor para ella vino cuando escuchó el fuerte ruido del motor de las quijadas. 

Por fortuna los elementos de Bomberos lograron hacer el rescate de la menor de forma rápida. 

La menor fue llevada a la clínica 88 de Ramos Arizpe en donde fue atendida por los médicos. 

El padre de la pequeña llegó a la clínica preguntando su estado de salud.

Nahomi solo presentó lesiones menores.