La joven subió a la azotea, fue aquí donde ingirió un veneno para ratas que se había hallado. Foto: Archivo
Según primeras versiones, la menor de 13 años tuvo una pelea con sus papás, luego de que estos la regañaran por haber llevado su teléfono celular a la escuela

SAHUAYO, MICHOACÁN. Una niña de 13 años se quitó la vida con veneno para ratas, luego de haber tenido una discusión con sus padres por usar su teléfono, en Sahuayo, Michoacán.

Según las primeras versiones, la niña tuvo una pelea con sus papás, luego de que estos la regañaran por haber llevado su teléfono celular a la escuela.

Alrededor de las 20:00 la joven subió a la azotea, fue aquí donde ingirió un veneno para ratas que se había hallado, posteriormente tiró el bote donde estaba el raticida a un lote baldío contiguo a su casa.

Al poco tiempo la niña bajó, sólo para avisarle a sus padres lo que había hecho; ya presentaba signos de intoxicación.

Las autoridades correspondientes acudieron hasta el nosocomio para levantar las declaraciones y causas del deceso, mismas que fueron archivadas en la carpeta de investigación.