Zelarayán anotó el gol del triunfo para Tigres / Foto: Mexsports
Con un Gignac encendido, Tigres volvió a demostrar su poderío ofensivo y venció 2-1 a León para meterse a la gran final del futbol mexicano

Tigres sigue de fiesta en base a goles y triunfos y no parece tener límites en una Liguilla que ya lo encaminó hacia un nuevo título.

Anoche le bastaron dos estocadas para definir un resultado a su favor sobre el León y avanzar a la Final del Apertura 2016. Un 2-1 (3-1 global) que le supo a gloria, por cómo vino de atrás, por cómo tuvo que batallar ante un durísimo y dignísimo rival y por cómo lo ganó.

André-Pierre Gignac y Lucas Zelarayán le dieron el triunfo al equipo de Ricardo Ferretti que llegó a su segunda Final en un año, la cuarta de Liga bajo la batuta del DT brasileño.

Los felinos tendrán que esperar hoy por el rival contra el que irán en busca de una nueva corona. De clasificar América, la Final se jugaría el 22 y 25 de diciembre, mientras que si pasa Necaxa, el próximo domingo Tigres definiría el título en el Universitario.

Tigres encontró en dos de sus individualidades el golpe perfecto para derrumbar el sueño del León que llegó a tierras regias con mucho espíritu combativo, pero también con mucho futbol y no rindió hasta el último minuto.

Es más, León puso las cosas muy complicadas para Tigres en la primera parte. El gol del "Chapo" Montes al 16' tuvo un efecto paralizante, en la cancha y en las tribunas. Montes, junto a Maxi Moralez y el buen trabajo de los volantes Leonel López y Christian Valdéz, comenzaron a marcar la diferencia y reposar su futbol sobre campo adversario.

De hecho, León estaba mucho más cerca del 2-0 que Tigres de empatar. Tigres había ingresado en un peligroso estado de shock y se mostró partido en dos, errático en la selección de las jugadas e impreciso en los pases. Sin embargo, cuando todo parecía que el descanso iba a encontrar a un León ganador, apareció Gignac.

Al 46' y después de un par acciones asociadas y peligrosas sobre el área de William Yarbrough, llegó el golazo-empate de Gignac, por concepción de la jugada y la exquisita definición del francés que llegó 5 goles en tres juegos de Liguilla.

Iván Estrada metió un preciso pase largo para habilitar a Gignac por la derecha del área, y el francés se quitó de encima a su marcador, enganchó hacia adentro y de zurda acarició el balón para colocarlo sobre el poste opuesto de Yarbrough.

En la segunda parte, León, que estaba a un gol de ganar la serie,  intentó todo y hasta se vio mejor que Tigres. Un cabezazo de Fernando Navarro al 60 y un gol invalidado pusieron a temblar a Tigres.

Pero Ferretti se decidió por Zelarayán para darle más movilidad a su equipo, y el "Chino" no le falló y clavó derechazo al 77' para sellar un sufrido, pero merecido pase de Tigres a la Final.