Foto: Especial
La marca espera que el 25 % de sus ventas globales estén representadas por modelos eléctricos para 2025, por lo que se enfocarán principalmente en la electrificación de sus modelos actuales antes de buscar nuevos proyectos

POR RODRIGO BUENDIA para MotorPasión

El más nuevo modelo de Volvo es el S60, y parece que será el último ejemplar completamente nuevo de aquí a 2020. En una plática con Autocar, Lex Kerssemaker, presidente de Volvo Europa, Medio Este y África, dijo que la marca espera que el 25 % de sus ventas globales estén representadas por modelos eléctricos para 2025, por lo que se enfocarán principalmente en la electrificación de sus modelos actuales antes de buscar nuevos proyectos.

Uno de los primeros modelos que harán esta transición será el XC40, que deberá tener una versión híbrida muy pronto para dar paso a la versión 100% eléctrica del crossover sueco. Uno de los modelos que ya está en desarrollo es un vehículo eléctrico basado en el 40.2 Concept. Originalmente este nuevo vehículo se comercializaría bajo el logotipo de Polestar, pero parece que al final siempre sí será un Volvo.

Con este movimiento, Volvo toma una estrategia que parece bastante lógica. Después de revitalizar su gama de productos por completo, el siguiente paso es ofrecer versiones híbridas y eléctricas de todos estos modelos nuevos. Una vez logrado esto, será más fácil hacer la transición a un portafolio mayormente eléctrico con las siguientes generaciones y actualizaciones de los modelos actuales.

Por Motorpasión México