Captura de pantalla
Algunos aficionados llegaron a los golpes en el Soldier Field de Chicago

México conquistó la Copa Oro tras derrotar a Estados Unidos por la mínima diferencia, sin embargo no todo fue felicidad pues en las gradas, un sector de aficionados protagonizó una pelea. 

Al final del partido, aficionados de México y Estados Unidos comenzaron a pelearse sin que nadie a su lado los pudiera detener. 

Tuvo que llegar la policía a calmar los ánimos y no se tuvo reporte de aficionados detenidos.