Conferencia matutina desde Palacio Nacional | Foto: Especial
El comunicado de Tamaulipas señaló que lo hizo como medida desesperada para poder preguntar

CIUDAD DE MÉXICO.- Mario Alberto Segura Segura, quien dijo ser reportero del Sol del Sur de Tamaulipas –un portal afín a Morena- aseguró que no se arrodilló ante el presidente Andrés Manuel López Obrador en su conferencia mañanera, sino para no tapar las cámaras y como medida desesperada para que se le permitiera preguntar.

"Me arrodillé porque en otras ocasiones estoy molestando a los compañeros de las cámaras, por eso me arrodillé para no molestarlos a ellos, pero para así estar marcando que yo quiero preguntar.

"No porque lo vea como un Dios, es un Presidente, es un ser humano como cualquiera de nosotros, lo que no quería era estorbarle a los camarógrafos".

Esta mañana, casi dos horas después de que comenzó la conferencia de prensa en Palacio Nacional, Segura caminó hasta la primera fila y se hincó para pedirle la palabra al presidente López Obrador.

-"Párate, te voy a escuchar… te voy a escuchar. Es que esto es muy interesante, todos tiene derecho y hay tiempo para todos… hay más tiempo que vida".

Segura Segura dijo que quienes asisten a la mañanera y vienen de los estados tienen poca oportunidad que se les dé la palabra.
"Siempre es a los que están diario, antes de la pandemia venia temprano, siempre he sido ordenado, pero este día vine a que me dieran la palabra, pero no iba a tener la oportunidad porque había ocho (personas para preguntar) ...

"Yo traigo una desesperación porque los ciudadanos tamaulipecos quieren ser escuchados y yo soy de alguna forma el portavoz de muchos tamaulipecos, porque ustedes ven como está nuestro estado con el Gobernador, allá no es como aquí".