Foto: INEGI
La brecha de ingresos entre el 10% de su población más rica y el 10% de su población más pobre es de 33.5 veces, cifra superior al promedio nacional de 20.7 veces, y Tlaxala es el que tiene el menor nivel de desigualdad

CIUDAD DE MÉXICO. - Es la entidad federativa más rica del país, y sin embargo, es a su vez la que tiene el mayor nivel de desigualdad de ingresos entre sus habitantes.

Se trata de Nuevo León, cuya brecha de ingresos entre el 10% de su población más rica y el 10% de su población más pobre es de 33.5 veces, cifra superior al promedio nacional de 20.7 veces, de acuerdo con la Encuesta Nacional de Ingresos y Gastos de los Hogares (ENIGH) 2016, elaborada por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

A esta entidad le sigue en desigualdad Guanajuato, cuya brecha entre los más ricos y los más pobres es de 29.6 veces, y son los únicos dos estados de la República que superan al promedio nacional. Otra forma medir el grado de concentración del ingreso es través del coeficiente de Gini, un índice que oscila entre 0 y 1, en el que 0 indica igualdad perfecta, es decir que todos tienen el mismo ingreso, y 1 significa que un solo individuo concentra todo el ingreso de una sociedad.

De acuerdo con el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval), Nuevo León tuvo un coeficiente de Gini de 0.578, por lo que fue la entidad federativa con la mayor desigualdad de ingresos.

Para este indicador, Guanajuato también fue la segunda entidad federativa con más desigualdad en México durante 2016, con un valor de 0.576.

Destaca que, de acuerdo con el Coneval, Nuevo León es la entidad federativa con menor pobreza en el país, con 14.2% de su población en esta situación en 2016, y registró una reducción de 6.1 puntos porcen-tuales respecto a 2014.

Por su parte, Guanajuato se ubica en la posición 15 en pobreza, con 42.4% de su población con un ingreso inferior a la línea de bienestar y con al menos una carencia social. Esta cifra también implicó una reducción de la pobreza en dicha entidad, de 4.2 puntos porcentuales.

Por otro lado, las entidades con menor nivel de desigualdad en México son Tlaxcala, con una brecha entre el 10% más rico y el 10% más pobre de 10.9 veces; Durango, con 12.6 veces y el Estado de México con 12.9 veces.

Por el coeficiente de Gini, estas tres entidades también fueron las de menor concentración del ingreso durante 2016. FUENTES DE INGRESO En cuanto a la fuente de ingresos de los hogares, los habitantes de Nuevo León son los que menos dependen de las distintas transferencias, como ayudas del gobierno, remesas, donativos y otros.

La ENIGH 2016 mostró que en dicha entidad, en cada hogar las transferencias representaron 9.3% del to-tal de sus ingresos, en promedio. Por su parte, las cuatro entidades federativas más pobres del país están ubicadas en el Top 8 de mayor dependencia a las transferencias.

Entre ellas está Guerrero, con 23.3% del total sus ingresos; Chiapas, con 20.5%; Veracruz, con 20.1% y Oa-xaca con 19.9% del total, todas arriba del promedio nacional, que es 15.6% de todos los ingresos.