Consejos. La nutrióloga Miriam Ruiz asegura que es de vital importancia comer más frutas y verduras diariamente.EFE

Meses antes de que la pandemia por COVID-19 azotara al mundo, las tradiciones gastronómicas de países como China eran criticadas, más no condenadas. De repente todo cambió, un rumor aseguraba que el coronavirus había salido de un ‘mercado húmedo’ -en donde se venden mariscos y animales exóticos-, los cuestionamientos sobre la alimentación en Asia se convirtieron en tendencia, mientras la pandemia poco a poco cobraba miles de vidas. Más allá del origen del virus, el COVID-19 nos ha replanteado muchas cosas, desde la manera en que estudiamos, trabajamos, compramos y nos divertimos, hasta lo que comemos y bebemos.

¿Estás preocupado por tu alimentación y ahora te resulta prioritario preservar  una buena salud? ¿Quieres cambiar tus hábitos alimenticios y no sabe por dónde empezar? ¿Te gustaría identificar los productos saludables del supermercado? De acuerdo con la agencia EFE y la doctora Miriam Ruiz, médico internista y especialista en dietética y nutrición, “aunque puede parecer que cada vez resulta más complicado comer de una forma saludable, realmente no lo es”, y una de las claves para conseguirlo consiste en aprender a distinguir los alimentos reales, que nos hacen “ganar en salud con cada bocado”, de los ultraprocesados, los cuales conviene evitar.

Porque no solo las tradiciones gastronómicas de China nos llevaron a este punto, en la mayoría de las defunciones por COVID-19, la población más vulnerable es aquella que padece enfermedades crónicas como diabetes, hipertensión, problemas cardiacos y hasta sobrepeso, todos ellos derivados de una mala alimentación. Por ello, ¿por qué no aprovechar esta situación para mejorar la forma en que nos alimentamos?

La nutrióloga Miriam Ruiz tiene miles de seguidores en Instagram que con sus consejos aprenden a mejorar sus hábitos de alimentación de forma fácil y sin dietas. Además, la doctora Ruiz ha creado Edyal, una plataforma de formación online para aprender a comer de manera saludable, fiable, económica y apta para todos los públicos. “Hemos oído y leído mucho sobre lo que debemos comer para tener una buena salud o perder peso: desde las pirámides nutricionales de los libros de texto hasta las publicaciones de influencers en redes sociales, pasando por los consejos del médico, el nutriciólogo del gimnasio, el herbolario, las revistas de moda, las noticias de la televisión o una vecina”, señala.  

Para  reaprender a comer “hay que empezar de cero. Dejar a un lado tanto consejo confuso, tanta información contradictoria. Hay que ir al origen, a la base de una buena alimentación: los alimentos reales”, enfatiza la doctora Ruiz. “Son fáciles de distinguir, porque carecen de lista de ingredientes. Hablamos fundamentalmente de materias primas: frutas, verduras, legumbres, frutos secos, semillas, tubérculos, carnes, pescados, huevos, entre otros”, explica Ruiz. 

UN MUNDO SIN PANDEMIAS

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud, es posible conseguir un mundo sin pandemias si cambiamos la forma en que nos alimentamos, sobres trovamos con dietas vegetarianas o veganas.

Y la verdad es que por más que los ‘carnívoros’ lo nieguen, los vegetarianos tienen razón: reducir la ingesta de carne trae muchos beneficios tanto a la salud como a nuestro planeta. Pero si todos nos hiciéramos vegetarianos, ocasionaríamos serios inconvenientes a millones de personas, si no miles de millones de personas. "En realidad, es una historia de dos mundos", comenta Andrew Jarvis, del Centro Internacional de Agricultura Tropical de Colombia. "En los países desarrollados, el vegetarianismo traería todo tipo de beneficios ambientales y para la salud”, agregó.

Marco Springmann, investigador de Future of Food de la Universidad de Oxford, intentó cuantificar las mejoras den el mundo.

Los resultados indican que, gracias a la eliminación de carne roja de la dieta, las emisiones relacionadas con la producción de alimentos caerían un 60%. Y si todo el mundo se hiciera vegano la caída sería del 70%. (Con información de BBC y EFE)

LAS CLAVES:

La doctora Ruiz señala que llevar una alimentación saludable es tan sencillo que se puede resumir en tres puntos: “uno: basarse en alimentos reales y ser variada en este tipo de alimentos; dos: evitar los productos ultraprocesados y los procesados poco saludables; y tres: dar el mayor protagonismo a las verduras”.

De entre los “alimentos reales”, las verduras tienen que ser ‘las reinas de alimentación’, comprándolas frescas (siempre que se pueda) o mínimamente procesadas cuando falta de tiempo.

Itzel Roldán

Originaria de la Ciudad de México, egresada de la licenciatura en Comunicación de la Universidad Intercontinental. Diplomado en Locución en el Centro de Capacitación MVS. Reportera y editora especializada en periodismo de espectáculos. Amante del cine, la música, la televisión y los animales.