Aclaró que “hay gente que hizo tranzas con el seguro social” y ellos deben de esperar por que se da preferencia a quienes en realidad requieren de su pago por décadas de trabajo. INTERNET
Señala Sindicato Nacional Democrático que trabajadores sobornaron por dictámenes alterados y entregaban dinero para acelerar proceso en lista de más de 180 trabajadores

MONCLOVA.- Ex obreros de AHMSA pagaron “moches” por hasta 100 mil pesos a médicos y personal del Instituto Mexicano del Seguro Social para acelerar y alterar dictámenes en el proceso de pensión, denunció el Sindicato Nacional Democrático de Trabajadores Mineros, Metalúrgicos Siderúrgicos y Conexos.  

Ismael Leija Escalante, secretario general del gremio, aseguró que hay cerca de 180 ex trabajadores de AHMSA que esperan desde hace dos años por su pensión, algunos de ellos fueron quienes entregaron estas sumas para poder obtener un dictamen alterado y así acceder a una pensión.

“Se ha estado pagando, la verdad sí me molesta y soy sincero, hay gente como en todos lados quiere ser protagónico, sacan notitas en medios locales que el sindicato no hace nada.

“Desafortunadamente han fallecido compañeros, en espera de sus pensiones y hay gente en bastón, muletas, demasiado enfermos y se les da la preferencia”, afirmó el representante sindical.

Leija aclaró que “hay gente que hizo transas con el seguro social” y ellos deben de esperar porque se da preferencia a quienes en realidad requieren de su pago por décadas de trabajo.

Alteraban dictámenes y le daban a un trabajador que no merecía, trabajadores que están completamente sanos, pagaban hasta más de cien mil pesos”.
Ismael Leija Escalante, secretario general del gremio

El representante gremial explicó que sabe que en la delegación del IMSS se está realizando una investigación hacia médicos y demás trabajadores del Seguro Social que se prestaron para estos procedimientos.

Leija dijo que se tienen pruebas e incluso un ex trabajador de la planta 2 laboraba como “coyote” con la gente del Seguro Social en Saltillo.

“Alteraban dictámenes y le daban a un trabajador que no merecía, trabajadores que están completamente sanos, pagaban hasta más de 100 mil pesos”, denunció.

Ante ello, Leija lamentó que a ellos se les tiene que entregar su pago, toda vez que aunque hayan caído en un acto de corrupción en el IMSS, es un derecho laboral que les corresponde.

“Hay gente enterísima de 50 a 52 años y cuenta con mejores pensiones que esta gente que anda en muletas, ahora se están consiguiendo finiquitos de 5, 7 o de hasta 9 por semana y ellos siguen hablando de que el sindicato no les ayuda, nosotros estamos dando preferencia a los que se tiene que dar”, lamentó.

Expuso que hace 15 días, se le entregó finiquito a un ex obrero que tenía enfermedades crónico degenerativas, sin embargo, la semana anterior falleció, ante la situación reiteró que son primero los más vulnerables, los demás tendrán que esperar.

VANGUARDIA intentó contactar ayer a la delegación del IMSS para una postura sobre esta situación, pero no se obtuvo respuesta.