La Dra. Gunter se hizo famosa en EU por enfrentarse en público a Gwyneth Paltrow, quien se convirtió en una especie de "gurú" con un blog de salud y bienestar y una compañía que vale millones de dólares. Foto: Twitter
La doctora canadiense-estadounidense se convirtió en una cazadora de mitos sobre la salud de las mujeres. En su opinión, cientos de años de desinformación sirvieron para controlarlas y oprimirlas

La doctora canadiense-estadounidense Jen Gunter se convirtió en una cazadora de mitos sobre la salud de las mujeres. En su opinión, cientos de años de desinformación sirvieron para controlarlas y oprimirlas.

"Si el objetivo es oprimir a las mujeres haciendo que estén siempre preocupadas por sus cuerpos -que son normales-, la desinformación constituye una herramienta muy efectiva", afirma.

Gunter se hizo famosa en Estados Unidos por enfrentarse en públicoa la actriz Gwyneth Paltrow, ganadora del Oscar por "Shakespeare enamorado", quien se convirtió en una especie de "gurú" con un blog de salud y bienestar y una compañía que vale millones de dólares.

El sitio web de la actriz ya fue multado por difundir información sin base científica, algo que Gunter ha señalado repetidamente, desmintiendo entre otras cosas afirmaciones como que los sostenes causan cáncer (¡no es así!) o que los aerosoles vaginales limpian el útero (¡tampoco! la idea de que el útero está sucio es "un mito patriarcal", escribió)

¿Cómo y por qué comenzó a desmentir mitos?

Como médica, me importa la información con la que mis pacientes llegan al consultorio. Esto fue un gran factor. Pero también fue porque tenía hijos con problemas de salud graves y comencé a investigar cosas en internet y encontré mucha basura.

Pensé: "¡Dios mío! si es difícil para mí, que soy médico, ¿cómo hacen los demás para encontrar información?". Entonces comencé a pensar desde otra perspectiva en la información que mis pacientes traían.

Ocho preguntas sobre la salud femenina
Gunter contestó las primeras cinco preguntas durante la entrevista; las preguntas 6-8 fueron respondidas en su libro.

1) ¿Existe el punto G?

El "punto G", en el estudio original de Ernst Gräfenberg, fue descrito con bastante precisión como lo que ahora sabemos que es el clítoris, una estructura grande con tejido eréctil que está muy cerca de la uretra. Así que estaba describiendo algo que sabemos hoy: que parte del clítoris está muy cerca de la uretra, y que muchas mujeres deberían tener esa parte sensible, dependiendo del tipo de estimulación y el momento.

En algunos días puede ser óptimo. En otros, no. Diferentes cosas pueden influenciar lo que sentimos placentero. Pero de alguna manera esta idea ha sido transcrita por el patriarcado como un punto de la mujer que se puede tocar y volverla loca. No, no es eso, no es un botón que uno puede presionar.

2) ¿La comida que comemos influye en nuestra salud vaginal?

Comer es bueno para tu salud en general. Con una dieta sana y equilibrada, se tiene un cuerpo más saludable en general. Pero no se debe pensar en la comida como algo para partes específicas del cuerpo, no funciona así. No puedes cambiar el olor de la vagina.

El mito más grande es que el consumo de azúcar puede causar infecciones por hongos. Esta es una desinformación completa porque no se puede cambiar el nivel de azúcar de la vagina con alimentos. No es así como el azúcar llega a la vagina.

3) ¿Cómo debemos limpiar la vulva y la vagina?

Limpiar la vagina y limpiar la vulva son dos cosas diferentes. La vulva es la piel en el exterior, donde la ropa toca la piel [formada por los labios más grandes y más pequeños y el clítoris, entre otros órganos femeninos externos], y la vagina es el interior [el canal que conecta la vulva con el cuello uterino].

La vagina nunca necesita limpieza. Déjala en paz. No la toques, es como un horno que se limpia solo. Duchas, aerosoles y tejidos dentro de la vagina son dañinos. Nunca los uses. Estarías matando las bacterias y se puede dañar la capa protectora de moco que hay dentro. Las descargas de fluidos existen por protección. Las células que flotan en la vagina que forman parte de la descarga también forman parte de un mecanismo de protección, solo se van cuando tienen que hacerlo. Por lo tanto, se interrumpen todos estos mecanismos protectores naturales, las bacterias buenas, el moco e incluso se puede estar dañando las células y facilitando el ingreso de bacterias.

4) ¿Los vellos protegen la vagina? ¿Deberíamos eliminarlos?

El vello púbico es normal. No es inusual tenerlo. Creemos que lo que hace es proporcionar una barrera mecánica a la piel al bloquear la suciedad y los escombros, y que probablemente también mantenga la piel húmeda en esa área, porque el contenido de humedad de la vulva es más alto que en el resto del cuerpo.

También puede desempeñar un papel en el placer sexual, porque cada folículo piloso está unido a un nervio, por eso duele cuando uno se afeita. Por lo tanto, mover el vello púbico puede aumentar las sensaciones de actividad sexual del cuerpo. Los riesgos directos de eliminarlo son las lesiones, lo que no es raro: vemos heridas, infecciones, vellos encarnados.

Pero las personas son adultas y deben tomar decisiones sobre sus propios cuerpos. La de eliminar el vello púbico es una decisión cosmética, no médica, y existen riesgos

5) ¿La píldora engorda?

Esto ha sido ampliamente estudiado y no se ha encontrado una conexión. Los estudios fueron realizados por médicos teniendo en cuenta las preocupaciones de las mujeres. Un estudio que comparó a mujeres que usaban la píldora con otras que usaban DIU de cobre sin hormonas mostró que aumentaron de peso por igual.

6) ¿Deberían las mujeres vacunarse contra el virus del papiloma humano (VPH)?

Sí. El VPH (un virus que infecta la piel y las membranas mucosas y puede causar verrugas o lesiones) es una causa de cáncer cervical y otros tipos de cáncer, por lo que la vacuna ayuda a prevenirlo. Idealmente, esta se administra entre las edades de 9 y 12 años.

"Las vacunas son altamente efectivas", dice Gunter en el libro, "y muy seguras". Se han administrado más de 200 millones de dosis en todo el mundo. Las enfermedades atribuidas a la vacuna "nunca han aparecido en estudios a largo plazo".

7) ¿Cómo sabe una mujer si tiene una infección del tracto urinario?

Estos consejos se aplican a mujeres que tienen dos o tres infecciones urinarias al año. Las mujeres con cuatro o más episodios por año tienen las llamadas infecciones urinarias recurrentes, y la situación puede ser diferente.

Hay una buena probabilidad de infección del tracto urinario cuando hay una mayor frecuencia de visitas al baño, y ardor al orinar. Algunas mujeres experimentan dolor en la vejiga y sangre en la orina. No todas las mujeres tienen síntomas clásicos, por lo que el diagnóstico es difícil. El tratamiento es con antibióticos.

8) ¿Es normal sentir dolor durante el sexo?

Según "La biblia de la vagina", el 30% de las mujeres sufren dolor durante la penetración vaginal. Es una afección médica: no es normal que el sexo duela. Muchas de las causas tienen tratamiento. No todas las afecciones tienen cura, pero casi siempre es posible disminuir el dolor.

Primero, una mujer que experimenta dolor durante el sexo debe informarle a su médico sobre las causas del dolor. Hay diez causas comunes de dolor durante las relaciones sexuales, y es posible sufrir más de una.