El Boing 737 de Ukraine International Airlines se estrelló en la madrugada de este miércoles poco después de despegar del aeropuerto Imán Jomeini

El Papa Francisco mostró su pesar por el fallecimiento de los 176 ocupantes de un avión Boing 737 de la compañía ucraniana Ukraine International Airlines accidentado este miércoles 8 de enero cerca del aeropuerto de Teherán, Irán.

“Al recibir con profunda tristeza la noticia del accidente del avión de pasajeros de Ukrainian International Airlines cerca de Teherán, Su Santidad el Papa Francisco encomienda las almas de los difuntos al amor misericordioso del Todopoderoso, y envía sus condolencias a los familiares y amigos de los que han perdido la vida”, dice el telegrama enviado por el Secretario de Estado del Vaticano, Cardenal Pietro Parolin, a las autoridades ucranianas en nombre del Pontífice.

“Sobre todos los afectados por esta tragedia, Su Santidad invoca las bendiciones de Dios de fortaleza y paz”, concluye el telegrama.

El Boing 737 de Ukraine International Airlines se estrelló en la madrugada de este miércoles poco después de despegar del aeropuerto Imán Jomeini, en la capital iraní, por motivos desconocidos. Según informaron las autoridades iraníes, no se han encontrado supervivientes.

Las cajas negras del avión, unos artefactos que registran los datos y sonidos del interior de la cabina, han sido recuperadas y se encuentran bajo custodia de las autoridades iraníes a la espera de analizar su contenido.

Aunque el trágico accidente ha coincidido con el ataque iraní a dos bases militares estadounidenses en Irak como respuesta a la muerte del general iraní Solemaini por parte del ejército de Estados Unidos, las autoridades locales han descartado cualquier relación. Por el momento, la causa oficial del accidente ha sido un fallo técnico de la aeronave.