Foto: Especial
Carlos Manuel Joaquín González, Gobernador de la entidad, afirmó que uno de los retos que enfrentan actualmente es la presencia del sargazo, el cual provoca malestar y quita la belleza a las playas. Principalmente, destacó, genera pérdidas económicas, desempleo, falta de desarrollo y, esto a su vez, causa violencia

Ciudad de México.– Andrés Manuel López Obrador, Presidente de México, consideró este domingo que la llegada del sargazo al Caribe mexicano no es un problema “gravísimo“, sin embargo, se comprometió a resolverlo con apoyo de la Secretaría de Marina (Semar).

“Vamos también a seguir apoyando con el asunto del sargazo. Yo no he hablado mucho de eso, porque no considero que sea como algunos sostienen, gravísimo. No, no, lo vamos a resolver. Ya le di instrucciones al Secretario de Marina y se van a construir hasta embarcaciones especiales para recoger el sargazo y terminar con ese problema”, dijo desde Tulum, Quintana Roo.

Previamente, Carlos Manuel Joaquín González, Gobernador de la entidad, afirmó que uno de los retos que enfrentan actualmente es la presencia del sargazo, el cual provoca malestar y quita la belleza a las playas. Principalmente, destacó, genera pérdidas económicas, desempleo, falta de desarrollo y, esto a su vez, causa violencia.

“Le doy un dato: estamos recogiendo casi mil toneladas de sargazo entre mar y tierra en las playas públicas de Quintana Roo cada día”, precisó durante la presentación del desarrollo del Tren Maya y la entrega de Programas del Bienestar.

Por otra parte, el mandatario también aseguró que se debe poner orden en todo ese territorio, ya que ha habido mucho desorden, anarquía y despojos de tierras. “Estoy dando instrucciones al Procurador Agrario para poner en orden este asunto de las tierras”, señaló.

LAS PÉRDIDAS POR EL SARGAZO

El sector hotelero en el Caribe mexicano, en el sureste del país, enfrenta pérdidas en los primeros cinco meses del año tras una caída de la ocupación del 6 por ciento debido a la plaga el sargazo, la violencia y la falta de promoción.

El presidente de la Asociación de Hoteles de la Riviera Maya (AHRM), Conrad Bergwerf, sostuvo a Efe que en los primeros cinco meses de 2019 ha habido “un impacto lamentablemente negativo” con un “6 por ciento menos de ocupación en la zona” frente al mismo periodo de 2018, señaló.

Al cierre de 2018, Quintana Roo contabilizó 102 mil 890 cuartos hoteleros. De estos, 41 mil 416 corresponden a Cancún y Puerto Morelos; 46 mil 969 a la Riviera Maya y el resto de otros destinos como Chetumal a Holbox.

Según Bergwerf, solo en la Riviera Maya se calculan pérdidas por 12 millones de dólares entre enero y mayo de 2019.

Foto: Especial

Y en Cancún y Puerto Morelos, las pérdidas se estiman entre 10 y 11 millones de dólares, según fuentes del sector.

La actividad turística en México representa el 8.8 por cieno del producto interno bruto (PIB) y genera 4.1 millones de empleos directos y 6.5 millones indirectos, siendo uno de sus principales puntos de interés el Caribe mexicano.

En tanto, el pasado 28 de mayo, Moody’s recomendó a las autoridades mexicanas incrementar los esfuerzos para luchar contra el sargazo, pues, dijo, su presencia cada vez mayor pone en riesgo la industria turística en la región del Caribe mexicano.

Foto: Especial

De acuerdo con un reporte citado por Reuters, la agencia calificadora señaló que “la experiencia reciente ha demostrado que las imágenes negativas pueden desalentar rápidamente a los viajeros en una industria que depende fuertemente del contenido generado por los usuarios y de reservaciones por Internet”.

Quintana Roo es el estado más afectado por el incremento en la llegada del sargazo, un problema que no es nuevo pero que en fechas recientes se agudizó.

Foto: Especial

Cancún, el más importante destino turístico del Caribe mexicano, seguido de Playa del Carmen, son dos de las ciudades en la riviera quintanarroense que más impuestos recaudan derivados del turismo, sin embargo, en caso de que la actividad se va afectada por la disminución de reservas, la recaudación estaría en riesgo.

Ante este escenario, la agencia Moody’s señaló que si el problema no es controlado y las imágenes de playas agobiadas por la llegada de este macroalga continúan circulando, el arribo de vacacionistas podría disminuir, y con ello los impuestos que se recaudan por turismo.