Foto: Vanguardia/Luis Salcedo
Entran nuevamente en paro trabajadores de la obra CEFERESO Coahuila por falta de servicios de salud, seguridad y estancia digna. Han sido víctima de víboras, tarántulas y alacranes

Paredón, Coahuila. Con la exigencia de mejores condiciones para laborar y una efectiva seguridad, un millar de trabajadores de la construcción del Centro Federal de Readaptación Social (Cefereso) en Paredón, municipio de Ramos Arizpe, se declararon en paro desde la noche del miércoles.

Los manifestantes suspendieron labores luego que, en la víspera, uno de sus compañeros fue atacado por un alacrán y no se contaba con un antídoto para atenderlo, tampoco se contó con una ambulancia para trasladarlo a un centro médico y tuvo que viajar en un vehículo particular.

Los quejosos denunciaron también que elementos de la Policía Municipal asignados a Paredón extorsionan a los trabajadores, especialmente los fines de semana que reciben su paga.

Este paro se suma a otros tres realizados en distintas etapas de la construcción del Cefereso iniciada hace cuatro años, y siempre por quejas en las malas condiciones de vida y trabajo de los trabajadores procedentes de estados como Chiapas, Hidalgo, Puebla, Estado de México, Durango y  municipios laguneros de Coahuila.

 

Foto: Vanguardia/Luis Salcedo

Mostraron las condiciones que los cuartos que ocupan están infestados de chinches, y hay gran número de serpientes y alacranes.

“No hay medicamentos para atender las emergencias, como el piquete de alacrán de la otra noche”, se quejaron.

 

Foto: Vanguardia/Luis Salcedo

Dijeron que tiene baños sin agua y la energía eléctrica se interrumpe.

Ayer elementos de Fuerza Coahuila, de la Procuraduría General de Justicia del Estado y de la Policía Municipal de Ramos Arizpe permanecieron en las cercanías del Cefereso, mientras el paro de labores se realizaba sin violencia.

 

Foto: Vanguardia/Luis Salcedo

Tras el arribo de miembros de los medios de comunicación al lugar, Luis Ángel Estrada, comandante de la Policía de Ramos Arizpe, habló con los manifestantes y se comprometió a investigar a Oziel García, mando policiaco asignado a Paredón, por las presuntas extorsiones de que son blanco los trabajadores por parte de preventivos municipales.

Hasta el momento, las constructoras Tradeco y Cataflex, que laboran en la edificación del Cefereso no han fijado su postura sobre el paro de labores.

Foto: Vanguardia/Luis Salcedo