Foto: Especial
Ambas mujeres se sometieron a un revolucionario método que, según afirman, hizo que ambas sientan el embarazo por igual

Reino Unido. Jasmine Francis-Smith (28) y su esposa Dona (30) son una pareja de Reino Unido que, en el deseo de tener su primer hijo, se sometieron a un procedimiento revolucionario de fecundación in vitro llamado “maternidad compartida” en una clínica de Londres.

“Definitivamente nos ha acercado más emocionalmente. De todos modos, somos una pareja unida, pero ambos tenemos un vínculo especial con Otis (el bebé), que fue ayudado por la forma en que lo hemos hecho”, dice una de ellas en entrevista con The Telegraph.

Jasmine Francis-Smith fue quien dio a luz a Otis usando un óvulo que fue implantado por el laboratorio London Women’s Clinic, luego de que su esposa Dona lo haya incubado por primera vez.

Antes habían nacido más de 100 bebés de parejas de lesbianas que utilizan la incubación artificial, pero este es un primer procedimiento mundial que fue denominado como “maternidad compartida”, en donde ambos padres contribuyen.

Foto: Especial

“Es mi óvulo, y luego hicieron la recolección de óvulos dentro de mí. Después, me lo pusieron de nuevo en mi cuerpo durante 18 horas antes de ponerlo en el cuerpo de Jasmine. Así ella quedó embarazada”, dijo Dona.

Otis, el bebé de ambas madres lesbianas, nació el 30 de septiembre en Colchester, Essex, Reino Unido. Allí vive la familia de la pareja.

Ambas dijeron que el método de “maternidad compartida” las hizo sentir “iguales en todo el proceso” de embarazo.

Foto: Especial

“Somos una verdadera familia. Si tuviéramos que pasar por el proceso nuevamente, no hay nada que cambiaríamos”, dijo Jasmine.

Nick Macklon, director del centro médico donde nació Otis dijo que se trata de la primera vez en el mundo en que se hace esto.

"Es muy emocionante porque significa que para las parejas de lesbianas que desean tener bebés juntas, ambas pueden participar activamente en la creación el embrión y luego la creación del bebé ", puntualizó.