Michael Oluronbi señaló que cometió el abuso sexual, debido a que el diablo se apoderó de é. Foto: Especial
El pastor se aprovechó de sus víctimas con los "baños espirituales" que les recomendó tomar

Inglaterra. Un pastor religioso de la ciudad de Birmingham, Inglaterra, identificado como Michael Oluronbi, fue condenado por violar y embarazar a cuatro niñas durante 20 años.

El sujeto de 60 años cometió los abusos sexuales cuando les iba a realizar un “baño espiritual” a las menores. Cuatro de sus víctimas, entre ellas una niña de nueve años, quedaron embarazadas y el hombre las llevó a una clínica de aborto.

Se le declaró culpable de 15 cargos de violación, siete cargos de agresión indecente y dos de agresión sexual. Su esposa, Juliana Oluronbi, también fue condenada por incitación

Una de las agraviadas afirmó para BBC que las violaciones que cometió el pastor fueron “terribles” y “afectaron la vida de todos”. Entre las víctimas se encuentran un niño y seis niñas.

El Tribunal de la Corona de Birmingham lo declaró culpable de 15 cargos de violación, siete cargos de agresión indecente y dos de agresión sexual. Su esposa, Juliana Oluronbi, también fue condenada por incitación al abuso sexual.

Un familiar del religioso lo confrontó y el pastor le indicó: “Todo fue culpa mía, y como lo dije antes, no estaba destinado a ser un humano. Dije que era un animal”.

Michael Oluronbi señaló que cometió el abuso sexual, debido a que el diablo se apoderó de él. Incluso, el hombre les dijo a sus víctimas que con el “baño espiritual” ellos podrían mejorar sus calificaciones en la escuela.

Ante este hecho, el inspector del caso, Dave Sproson, manifestó: “Estos fueron crímenes repugnantes cometidos contra niños que confiaron en Oluronbi y lo admiraron. Él fue arrestado en mayo del año pasado en el aeropuerto de Birmingham (Inglaterra), debido a que se estaba preparando para huir del país”.