Los pasivos de la empresa productiva del estado paga mejores premios a los inversionistas, por el riesgo, que la petrolera brasileña Petrobras. Foto: Tomada de Internet
Los pasivos de la empresa productiva del estado paga mejores premios a los inversionistas, por el riesgo, que la petrolera brasileña Petrobras

De entre 87 compañías de América Latina, que emiten deuda y que pagan altas tasas de interés a los inversionistas, Petróleos Mexicanos (Pemex) concentra el 36% de las obligaciones, de acuerdo con la calificadora de riesgo crediticio Moody’s.

Al primer trimestre del presente año, de un total de 162,000 millones de dólares de la deuda en circulación de Latinoamérica y que es llamada de alto rendimiento, por los elevados premios que pagan, el 36%, esto es, 58 mil millones de dólares corresponden a la petrolera mexicana.

De la deuda total, más de una tercera parte corresponde a México (Pemex), el resto se reparte 16% en Brasil, 11% en América Central y el Caribe, 6% en Argentina y 6% en Colombia, entre otros.

Para lo que resta del presente año, vencen 3,900 millones de dólares de deuda riesgosa de la cual 3,200 millones de dólares corresponden a Pemex, que tiene una calificación de Ba2 con perspectiva negativa.

La calificación Ba2, en la escala de Moody’s, significa bono basura o que la calidad del crédito es cuestionable.

Los bonos de alto rendimiento, conocidos como high yield debt, son instrumentos de deuda corporativa que dan un rendimiento alto, pero que tienen una baja calificación, ya sea menor o igual a BBB, dirigidos a los operadores con alta tolerancia al riesgo. 

En el Plan Anual de Financiamiento 2021 de Pemex, la empresa productiva del Estado, presentado al Congreso de la Unión, se determinó buscar una estrategia de eficacia financiera, por lo que la empresa se comprometió a trabajar bajo una política de responsabilidad en el uso de las fuentes de financiamiento.

De acuerdo con Moody’s, la deuda de Pemex es más cara que la de la empresa Petrobras, de Brasil, ya que la brasileña tiene una perspectiva estable, contraria la perspectiva negativa de la mexicana.

En el reporte al cuarto trimestre del 2020, Pemex registró un total de 100,100 millones de dólares en deuda, con vencimientos repartidos de 2021 hasta 2036. Los plazos por vencerse más próximos son 6,500 millones de dólares para este 2021, más de 5,900 millones para 2020 y 6,600 millones en 2023.  

La deuda extranjera (escala internacional) de Petróleos Mexicanos está calificada en Ba2- con la agencia Moody’s. Fitch Ratings, que fue despedido por Pemex recientemente, lo tenía con una nota de BB-, grado especulativo. Mientras que Standard & Poor’s, lo tiene con grado BBB, que es grado de inversión.

De acuerdo con el reporte de Moody’s, el segmento de petróleo y gas representan 90% de los 5,700 millones de dólares del total de deuda de alto rendimiento que tiene vencimiento en los próximos 12 meses, de los cuales el 87% es de Pemex  y sólo 3% de la firma Argentina Pan American Energy con 167 millones de dólares.  

Emisiones al primer trimestre

El informe de Moody’s precisa que las emisiones de alto rendimiento en América Latina registraron un total de 7,800 millones de dólares al primer trimestre del 2021, con un total de ocho colocaciones realizadas, el mejor nivel de un primer trimestre en 10 años.  

Aunque fue un mejor primer trimestre, la emisión sigue por debajo de los 8,900 millones de dólares del segundo trimestre del 2020, y caera sólo 4,400 millones de dólares en el tercer trimestre, pasó a 5,500 millones el cierre del año y ahora con 7,800 millones de dólares a marzo del 2021. 

Las emisiones incluyeron dos transacciones nuevas de bonos ligados a sustentabilidad.

La deuda nueva continúa liderada por la categoría Ba que representa el 42% de la emisión del trimestre, aunque también hubo un incremento en las emisiones de categoría B, un 31% del total, con deuda emitida por 2,400 millones de dólares, monto superior al promedio trimestral de 1,200 millones en 2020. 

La firma comentó que las necesidades de refinanciamiento son bajas por el resto de 2021 y la calidad crediticia de los vencimientos de deuda en 2021 y 2022 se mantiene fuerte con una alta concentración dentro de la categoría Ba. 

Detalló que “un total de 3,900 millones de dólares de deuda calificada está programada para vencer en los últimos tres trimestres de 2021, de los cuales 3,200 millones corresponde a Pemex, con nota Ba2 negativa. Los vencimientos de 2022 incrementarán a 8,000 millones de dólares, pero 67% corresponde a emisores dentro de la categoría Ba, incluyendo 4,000 millones de Pemex”.

Además, la calificadora estadounidene de riesgo crediticio  indicó que subieron tres calificaciones en el primer trimestre. “Las notas que subieron son las de InRetail Pharma y de Suzano y Gerdau, con lo cual salen del universo de alto rendimiento”.