La situación económica de Petróleos Mexicanos se ha complicado en 2020 debido a los bajos precios del petróleo. ESPECIAL
Los bonos de Pemex fueron degradados a basura por la calificadora Moody’s en abril y la empresa se ha visto forzada a cortar al menos 1.8 mil millones de dólares de su presupuesto para exploración

Wilbur Matthews, fundador de Vaquero Global Investment LP, que comercia con bonos de Pemex, dijo que la expansión de los pagos excepcionales de Petróleos Mexicanos con sus proveedores es preocupante dadas las dificultades que enfrenta la empresa, ya de por sí muy endeudada.

“Si Pemex se rehúsa a dar un número de factura, no llega a ser un pago para Pemex y no llega a ser un número de recepción para la empresa, así que es como quedar en el limbo”, dijo Matthews a Bloomberg. “Pero la realidad es que Pemex les debe ese dinero a las empresas. Esto significa que Pemex tiene una carga de deuda masiva adicional”.

El presidente Andrés Manuel López Obrador ha puesto a Pemex en el corazón de sus metas para hacer al país autosuficiente en energía y para revivir la producción nacional. Sin embargo, la compañía sufrió una pérdida récord de 23 millones de dólares en el primer trimestre del año al juntarse la pandemia del coronavirus con 15 años de declive en la producción de petróleo crudo.

Además, los bonos de Pemex fueron degradados a basura por la calificadora Moody’s en abril y la empresa se ha visto forzada a cortar al menos 1.8 mil millones de dólares de su presupuesto para exploración y producción para este año.