AP
Luego del partido de la NFL entre Chiefs y Chargers, los fanáticos fueron despojados de sus pertenencias

La NFL regresó a México sin embargo no todo fue miel sobre hojuelas. Al finalizar el encuentro, muchos aficionados de ambos equipos fueron despojados de sus pertenencias a las afueras del estadio. 

Los fanáticos que regresaban a sus hogares después de un gran lunes por la noche, enfrentaron la delincuencia en el puente que comunica el Estadio Azteca con el paradero de Calzada de Tlalpan.

De acuerdo a los testigos, los robos fueron principalmente de teléfonos celulares y carteras, a pesar del gran operativo que contaba con más de tres mil policías.

Varias bandas de asaltantes vieron una oportunidad de oro al momento de finalizar el encuentro. Jóvenes y mujeres se confundían entre los aficionados con empujones y caminando en sentido contrario para robarlos. 

Los reclamos a policías se intensificaron cuando concluyó el partido, sin embargo muy pocos pudieron recuperar sus pertenencias.