Piden cárcel para el conductor de la camioneta que embistió al menor

La familia de Yucel Alexander niño que murió luego de ser atropellado en Monclova claman justicia y piden cárcel para el conductor de la camioneta que embistió al menor, para la subdirectora administrativa  y el jurídico de Seguridad Pública así como para los policías que atendieron el accidente por haber dejado en libertad al responsable de la muerte del pequeño.

La mañana de este viernes Juan Pablo Domínguez García y Daniel Domínguez padre y tío del menor acudieron a la presidencia municipal a entregar un oficio donde piden al alcalde interino Agustín Ramos Pérez el cese definitivo y separación del cargo de Aída Guardiola y Adalberto Varela Armendáriz (subdirectora y jurídico de la policía) "hasta que no sea esclarecido el homicidio por parte de la Agencia Investigadora Homicidios de la Fiscalía General del Estado".

Tras ser atendidos por el secretario de ayuntamiento, recordaron que el sábado 6 de marzo, el menor iba a bordo de su bicicleta en las calles de la colonia Anáhuac acompañado de más vecinos, este fue embestido por una camioneta que conducía Ulises Villarreal y quedó tendido en el piso.

Los niños que fueron testigos dijeron a los padres que el automovilista  descendió de la unidad y comenzó a reclamar al menor por el percance y al parecer se encontraba bajo los influjos del alcohol, aún así no fue detenido; Seguridad Pública indicó que Yucel habría sido el culpable del accidente.

El niño fue trasladado al Hospital General Amparo Pape de Benavides y ahí se le detectó una fractura en su cráneo que le ocasionó un derrame cerebral y murió la mañana del 7 de marzo.

Ante esta situación aseguran que hubo una alteración en el procedimiento para favorecer al responsable del accidente quien al día de hoy continúa en libertad.

"Es inconcebible, están burlándose o quizá en un momento dado, abusando de la posible ignorancia de lo que no sabíamos en el momento, pero esto trascendió, el niño perdió la vida al día siguiente en la mañana, como dice mi primo, toda la noche buscando un cirujano y quien lo atendiera, no contábamos ni contamos con ningún recurso y al ser domingo no hubo quien lo atendiera".

Dijeron que la mañana en que murió Yucel,  Aida Guardiola  llamó  a la madre del menor para que firmara un documento donde se le deslindaba de los gastos a la unidad por la que fue embestido, sin embargo esta era una hoja en blanco y fue manipulada para que el conductor no tuviera cargos en su contra.

Expusieron que la Fiscalía General  ya abrió la carpeta de investigación 37/21 y lleva avances considerables a decir del ministerio Público Alfredo Martínez, por ello hicieron un llamado también para que se acelere el proceso y que la copia que se entregó al ayuntamiento se anexe a la averiguación y que las personas señaladas en el sean citadas a declarar y si son culpables que paguen por el delito que cometieron.

Piden al alcalde Agustín Ramos que empatice con el dolor de la familia pues existió una gran omisión al haber dejado en libertad "al inculpado" a quien ni si quiera le llevaron a las celdas municipales luego del accidente ocurrido en las calles de la colonia Anáhuac.

"El próximo domingo se cumplen ya siete días del deceso y no hemos visto a nadie encarcelado, es lamentable pero desgraciadamente es una burla, nos dicen que hay un avance significativo del 80 por ciento y confiamos, le damos un voto de confianza al Ministerio Público desde aquí y queremos que actúe conforme a derecho y empatice con nuestro dolor, pero sobre todo que si en él está, no solamente la detención del culpable material sino de todos los involucrados, queremos ser enfáticos, no nada más es el por haber ocasionado la perdida de la vida si no de todos los involucrados que omitieron o que posiblemente alteraron el peritaje para que este señor anduviera afuera."

Por ahora la familia está destrozada, ante la falta del más pequeño de sus integrantes, también sin ningún apoyo, pues el padre de familia quien laboraba en Saltillo dejó de acudir a su empleo por estar junto a su hijo y este fue despedido.

Los gastos entre el hospital y el funeral del menor les generaron un gasto de 15 mil pesos.