Foto: EFE
El Consejo de Ministros de España dio luz verde al proceso; el 30 de julio se llevará una audiencia para saber si el dueño de Altos Hornos accede o no a la extradición

El Consejo de Ministros de España determinó que la solicitud de extradición formal de Alonso Ancira, dueño de Altos Hornos de México, presentada por la Fiscalía General de la República (FGR), reúne los requisitos para continuar el procedimiento en vía judicial.

En una tarjeta informativa, la FGR dio a conocer que la solicitud formal de extradición del empresario mexicano y sus anexos ya fueron enviados al Juzgado Central de Instrucción 1, para continuar con el procedimiento.

Destacó que el Consejo de Ministros dictó formal prisión y fijó como fecha el 30 de julio, para la audiencia prevista en el artículo 12 de la Ley de Extradición Pasiva, en la que se solicitará a Alonso “A” que manifieste si accede o no a la extradición.

 

La FGR agregó que se estima que será en septiembre cuando se eleve el expediente a la Sala de lo Penal de España.

Alonso Ancira, quien se encuentra en España en libertad condicional después de pagar una fianza de un millón de euros, fue detenido el 28 de mayo por una orden de búsqueda y captura girada por la Interpol, a petición de la Fiscalía General de la República.

La Fiscalía lo acusa de lavado de dinero por la supuesta venta fraudulenta de la planta chatarra de Agronitrogenados a Petróleos Mexicanos (Pemex) de Emilio Lozoya.

Por su parte, la dirección de Comunicación Social de Altos Hornos de México expuso que la FGR, antes del vencimiento del plazo reglamentario, presentó ante España la solicitud formal de extradición de Alonso Ancira por el delito de “operaciones con recursos de procedencia ilícita”.

(Con información de Excélsior y Nadia Betancourt)