Confinamiento. Sí a la Vida pide el cierre definitivo del Cimari. / Foto: Archivo
El colectivo Sí a la Vida anunció que no quitará el dedo del renglón contra la operación del confinamiento

En reunión con sus abogados, el colectivo Sí a la Vida anunció que no quitará el dedo del renglón contra la operación del confinamiento de residuos tóxicos de General Cepeda.

Aseguran que aunque las operaciones fueron suspendidas parcialmente, la Profepa no colocó ningún sello de restricción, por lo que están a la espera de que se reanuden las actividades luego de que la empresa pueda reponer el proceso técnico contra el cual el Tribunal Federal emitió un fallo.

 

Anunciaron, que los campesinos se encuentran tomando asesoría legal con hidrólogos y geohidrólogos para interponer más recursos que vayan contra el daño ambiental que causa el “basurero tóxico”, y no sólo de los procesos administrativos con los que se llevó a cabo, pues aseguran que la tierra no es apta para confinar.

Expresaron que todo está debido a una serie de actos de corrupción por al cuál ha aportado el Estado pese a ser un tema de la Federación, pues la influencia gubernamental se notó más desde la entrada de Héctor Franco López a la empresa, quien fuera titular de la Secretaría del Medio Ambiente por un tiempo durante el gobierno de Humberto Moreira.