Foto: Especial
Esto propone aprobar la injerencia de padres en la educación, de tal manera que puedan vetar contenidos, clases, actividades, charlas o talleres, así como elegir la no asistencia de sus hijos, cuando sean contrarios a sus convicciones

La propuesta del "Pin Parental" es inconstitucional y viola los derechos humanos de la niñez, alertó el gobierno federal. 

El "Pin Parental" es una polémica iniciativa que propone aprobar la injerencia de padres en la educación, de tal manera que puedan vetar contenidos, clases, actividades, charlas o talleres, así como elegir la no asistencia de sus hijas e hijos, cuando sean contrarios a sus convicciones éticas, morales o religiosas. 

Esta reforma puede implicar que se veten temas de diversidad, inclusión, perspectiva de género y educación sexual y reproductiva, entre otros, a los niños, detallan en un comunicado conjunto las secretarías de Gobernación (Segob), Salud y Educación (SEP). 

"De llegar a aprobarse estas reformas, podrían ser consideradas inconstitucionales por las autoridades competentes al violar los principios de progresividad y prohibición de no regresión de los derechos y transgredir la rectoría del Estado", sostienen las autoridades federales.

Además, insisten, la reforma pueden transgredir el marco nacional e internacional de los derechos humanos en favor del interés superior de la niñez.

"El Pin Parental es una medida prohibitiva de acceso a la información, violatoria de los derechos y va en contra de la construcción de una sociedad equitativa, inclusiva, bien informada y responsable", precisa el comunicado.

El derecho a una educación con perspectiva de género es un paso fundamental para garantizar el derecho de todas las niñas y mujeres a una vida libre de violencias, concluye el gobierno federal.

La Silla Rota

Noticias, análisis y periodismo digital independiente sobre política, esfera pública, nación y mundo.

Portal: La Silla Rota