Foto: Tomada de Internet
El oficial Matsumoto se encontraba de descanso y a pesar de que había recibido varias amenazas a través de narcomantas anónimas, no traía protección alguna al momento de la agresión

Adrián Matsumoto Dórame, jefe de Inteligencia de la Secretaría de Seguridad Pública municipal de Ciudad Juárez, Chihuahua fue asesinado a balazos en en municipio de Nuevo Casas Grandes.

Era domingo por la tarde, cuando Adrián, segundo al mando en la Policía Municipal de Ciudad Juárez, transitaba por calles de Nuevo Casas Grandes, acompañado de su familia cuando se vio rodeado por dos vehículos sospechosos, la primera reacción del comandante fue descender de su camioneta y ponerse a la vista de quienes iban a arrebatarle la vida, de esa manera puso a salvo a su esposa y sus dos hijos menores de edad.

Matsumoto se encontraba de descanso en su ciudad de origen y a pesar de que había recibido varias amenazas a través de narcomantas anónimas, el comandante no traía protección alguna al momento de la agresión, misma que ocurrió a media cuadra de su casa, donde lo emboscaron dos vehículos con hombres armados. En la escena del crimen se localizaron por lo menos 50 casquillos percutidos de alto calibre.

El comandante se dio cuenta de que estaba rodeado, intuyó que iban por él y para evitar que su familia resultara víctima en la refriega, descendió por la puerta del conductor y caminó escasos 10 pasos para ponerse a la vista de los asesinos, mismos que comenzaron a disparar dejándolo sin vida a mitad de la calle.

 

 

Foto: Tomada de Internet

Testigos del asesinato aseguran que, una vez que los criminales huyeron, la familia del elemento se acercó al cuerpo a fin de darle primeros auxilios para mantenerlo con vida, sin embargo, las heridas fueron letales.

Matsumoto había recibido amenazas y en fechas recientes dio muerte a un integrante de la delincuencia organizada en un enfrentamiento, no obstante, su carrera policial se vio manchada por dos expedientes abiertos en su contra por supuesto abuso policial.

A pesar de que el ataque ocurrió en las cercanías de las instalaciones de la Fiscalía, así como del cuartel de la Policía Federal, ninguna patrulla se acercó a brindar apoyo al comandante al momento de la emboscada, o bien, a dar persecución a los responsables.

 

Al momento de su muerte, Adrián Matsumoto Dorame de 33 años de edad, se desempeñaba como jefe del Grupo de Inteligencia de la Secretaría de Seguridad Pública Municipal de Ciudad Juárez, y en su currículum contaba con reconocimientos para estudios de inteligencia y el Grupo SWAT (Special Weapons And Tactics), aunado a ello también contaba con formación de paramédico y anteriormente se había desempañado como agente y comandante de la Policía Ministerial en Casas Grandes y Subdirector del Centro de Readaptación Social número 3.