Foto: Especial
El obispo de la diócesis Chilpancingo-Chilapa, Salvador Rangel, afirmó que en todo Guerrero hay policías comunitarios que defienden los territorios por donde se da el trasiego de drogas

CHILAPA/GUERRERO.- Muchos pueblos de Guerrero se encuentran bajo el control de la policía comunitaria y muchas de estas policías sirven al interés del crimen organizado, aseguró el obispo de la diócesis Chilpancingo-Chilapa, Salvador Rangel Mendoza.

Al preguntarle al obispo su opinión sobre el enfrentamiento ocurrido en días pasados en la comunidad de Xaltianguis, el líder religioso afirmó que en todo Guerrero hay policías comunitarios que defienden los territorios por donde se da el trasiego de drogas.

Señalo que el Gobierno estatal debe tener el control de la seguridad en las comunidades y ante la baja en el precio de la goma de opio, el Gobierno federal debe de aprovechar el momento y promover los cultivos alternativos que les dejen ganancias a la gente de la Sierra y la Montaña.

Por otra parte, en Acapulco, en una gira en la periferia del puerto, el gobernador Héctor Astudillo Flores dijo que los dos grupos de civiles armados que pelean el control de Xaltianguis (la policía ciudadana de la UPOEG y el grupo de los Dumbos) no buscan proteger a los ciudadanos y tienen otras motivaciones.

En estos momentos hay 62 personas de los diferentes cuerpos de seguridad (Marina, SEDENA, policía municipal y estatal) en la casa ejidal de Xaltianguis para dar seguridad al pueblo y todo se reporta tranquilo”, señaló.

Mi postura es que este tipo de organizaciones generan confrontaciones en donde hay asesinatos y los asesinatos son delitos, creo que ninguna de las partes que han estado en este conflicto de Xaltianguis, reúnen las condiciones como para ser protectoras de la sociedad, porque sus motivaciones no son precisamente la defensa de los intereses de los ciudadanos", agregó el mandatario.

Y este domingo uno de los cuatro heridos en el enfrentamiento de Xaltianguis murió debido a la gravedad de las lesiones, el hombre fue identificado como "Juan" y se encontraba en el hospital general del Quemado. Con esto son ya tres muertos y tres heridos por el enfrentamiento entre civiles armados.