Foto: Archivo
En 2016, el diputado Núñez Lozano, quien pertenece al Partido de Baja California, presentó ante el Congreso local la iniciativa y, un año después, en septiembre de 2017 fue aprobada por unanimidad

Por Verónica Santamaría (@VeronuK) para Animal Político

¿Sabes cuánto van a recibir los 500 diputados federales de aguinaldo este año? Más de 70 millones de pesos, esto sin contar prestaciones y bonos que también reciben otros funcionarios locales y federales.

A raíz de la polémica que generan estos bonos navideños, nació la iniciativa #PolíticosSinAguinaldo del diputado de Baja California, Jorge Eugenio Núñez Lozano, que busca eliminar estas prestaciones para funcionarios y servidores públicos a nivel federal.

La propuesta busca reformar el artículo 127 constitucional, el cual contempla “una remuneración adecuada e irrenunciable”, así como el artículo 42 Bis de la Ley Federal de los Trabajadores al servicio del estado, para declarar que:

“En ningún caso podrán otorgarse aguinaldos, gratificaciones, premios, recompensas, bonos, estímulos, comisiones ni compensaciones al Presidente de la República, Senadores, Diputados Federales y locales, Gobernadores, Magistrados, Jueces, Consejeros del Poder Judicial Federal y de los Estados, Presidentes Municipales, Síndicos, Procuradores, Regidores, ni los titulares de los Órganos Constitucionales Autónomos Federales y Locales”.

El objetivo, asegura Núñez Lozano, es que quienes reciban estas prestaciones sean solo trabajadores, “y no así a funcionarios y servidores públicos que representan los más altos niveles jerárquicos de las instituciones públicas”.

Viralizar la iniciativa en los estados

El 8 de diciembre de 2016, el diputado Núñez Lozano, quien pertenece al Partido de Baja California, presentó ante el Congreso local la iniciativa y, un año después, en septiembre de 2017 fue aprobada por unanimidad.

Hasta ahora, la propuesta ha sido presentada en Coahuila, con el diputado del partido local Unidad Democrática de Coahuila, Sergio Garza; en Morelos, a través del diputado Julio Yáñez, y en Nuevo León, con la diputada independiente Karina Barrón.

Las cuatro entidades buscarían impulsar y “presionar” al Congreso de la Unión para que sea discutida en San Lázaro.

Incluso, Núñez Lozano busca plantear esta iniciativa a los futuros candidatos a la presidencia en 2018.

“Va a ser muy difícil que otro candidato no lo asuma porque no hay una justificación para que esto siga y obviamente están tratando de ver cómo les sigan entregando estos recursos”, aseguró el legislador local.

Llamado ciudadano...

Lee la nota completa en Animal Político