Juan Manuel Riojas 'El Padre Meño' | Foto: Especial
Después de más de ocho horas Juan Manuel Riojas fue señalado culpable

Por segunda ocasión, un Tribunal de Juicio Oral del Distrito Judicial de Río Grande encontró culpable a Juan Manuel Riojas, “Padre Meño”, por dos delitos de violación calificada contra uno de sus exseminaristas mientras permanecía como rector del Seminario Menor de Piedras Negras.

Luego de que el Tribunal Superior de Justicia revisó los argumentos presentados en la impugnación de la defensa de Juan Manuel Riojas y ordenó a inicios de Mayo al Tribunal de Enjuiciamiento reponer la sentencia que emitieron en septiembre del año pasado contra el acusado, este viernes en punto de las 11:00 el Centro de Justicia Penal convocó a una nueva audiencia con sede en Piedras Negras para deliberar sobre el caso.

Después de más de ocho horas de iniciada dicha audiencia, el Tribunal de Juicio Oral dio lectura a todas las observaciones donde se detallaron las irregularidades manifestadas por los abogados del expresbítero, entre las que se encontraban contradicciones en el detalle de los hechos, así como cuestionamientos sobre mecanismos de defensa que desde su perspectiva, debió utilizar la víctima en los sucesos que ocurrieron a partir de mayo del 2015 en el Seminario Menor de Piedras Negras.

Al respecto, en su resolución el Tribunal de Juicio Oral manifestó que su nueva determinación, estuvo fundamentada por los diversos elementos de prueba, sin embargo, manifestaron que una de las figuras más relevantes por las cuales la nueva sentencia fue condenatoria, se adhieren a las pruebas periciales aplicadas Javier Calzada dieron positivas en su carácter como víctima de violencia sexual.

El “Padre Meño”, fue nuevamente encontrado culpable por los delitos de violación calificada y violación calificada en grado de tentativa desde su calidad como ministro de culto contra Javier Calzada quien tenía 16 años en aquél entonces, y será el próximo 13 de mayo en punto de las 11:00 horas cuando se le dicte una nueva condena tras desechada la de 15 años de prisión que se le había impuesto en el primer juicio.

Desde esa tesitura, Hugo Flores y Luis Miguel Espinosa, abogados de Javier Calzada que tenían confianza en que el nuevo fallo fuera favorable para su parte, e informaron que en la nueva individualización de la pena se puede incrementar la pena o bien disminuirla a menos años.

Al juicio del “Padre Meño”, acudieron sus seguidores y familiares, quienes manifestaron molestos su entereza para apoyar al expresbítero de la Diócesis de Piedras Negras para los próximos procesos, y manifestaron que la defensa del mismo ya se encuentra preparando nuevos recursos para impugnar nuevamente la resolución hasta que se obtenga su libertad.

“Sabemos que mi hermano es inocente”, manifestó una de sus hermanas del exmiembro de la Diócesis de Piedras Negras.