Suspendido. El centro de vacunación programado en la escuela Andrés S. Viesca, no abrió; será hasta mañana cuando se reanude la jornada. OMAR SAUCEDO
El municipio no está a cargo de la vacunación, sino que apoya el esfuerzo a través de ambulancias y material para las brigadas

Alrededor de un 30 por ciento de los adultos mayores de Arteaga no se quiere vacunar contra el COVID-19, debido a que tienen miedo, informó el alcalde del Pueblo Mágico, Everardo Durán Flores.

“Calculamos que va un 45 a 50 por ciento de vacunación, también quiero comentarles que hay un 30 por ciento de la población que no se quiere vacunar, ahí no hay que culpar a nadie, sino que hay adultos mayores que tienen miedo de vacunarse”, sostuvo el Edil.

Asimismo, detalló que el municipio no está a cargo de la vacunación, sino que apoya el esfuerzo a través de ambulancias y material para las brigadas, por lo que pudo haber algo de descoordinación en estos días.

“Estamos un poquito descoordinados, nosotros ponemos nuestra parte, nos piden que los apoyemos con ambulancias, en algunos lados con sillas y cualquier otro tipo de cosas que se ofrezca”, explica.

Esto debido a que esta semana se suspendió la vacunación a adultos mayores en Arteaga, y algunas personas siguieron acudiendo a la escuela Andrés S. Viesca, pero estaba cerrada; a algunos que hicieron fila les dijeron que se reanudaría a más tardar el viernes.

PRIMERO ARTEAGUENSES

Estos días también se informó que algunos propietarios de predios o inmuebles en el Pueblo Mágico, pero que residían en otros municipios vecinos de Nuevo León y Coahuila, acudieron a los puntos de vacunación y exigieron su dosis contra el COVID-19.

“Hay que darle la oportunidad a la gente donde le toca, y que esperen un momentito, ya no falta mucho para que lleguen a Saltillo o Ramos, a Nuevo León igual, entonces den chancita de vacunar a nuestra gente”, dijo el alcalde Everardo Durán Flores.

Aclaró que a las personas que no residen en Arteaga se les está regresando y no las están vacunando.