Foto: Especial
Dijo Miguel Riquelme que se tiene suficiente evidencia para fincarles cargos en el proceso judicial que se les sigue

Los 10 presuntos delincuentes detenidos por participar el sábado pasado en el ataque al municipio de Villa Unión, alcanzarían penas de hasta 50 años de prisión, previó ayer el gobernador Miguel Riquelme.

Añadió que se tiene suficiente evidencia para fincarles cargos en el proceso judicial que se les sigue. Por lo pronto, agregó, ya se ha solicitado el traslado inmediato de esta decena de presuntos sicarios a un penal federal, que podría ser el de Ramos Arizpe, en el ejido de Mesillas.

“Tenemos de donde buscarle bien judicialmente para que puedan enfrentar cargos que verdaderamente acrediten lo que hicieron, en primera instancia el secuestro y homicidio de dos civiles y el ataque a la policía, son delitos graves.

 

“Y que habrán de enfrentar penas de arriba de 50 años en prisión, una vez que se judicialice y se haga correctamente todo el proceso, hablando de lo que sucedió en Villa Unión y que muchos de ellos estuvieron presentes al levantar al trabajador y al bombero de la Presidencia Municipal”, recalcó.

Riquelme no quiso comparar lo acontecido en Villa Unión con lo que sucedió en Allende, en el 2011. El Gobernador informó que  también ha ordenado al Secretario de Salud Roberto Bernal la realización de brigadas entre los habitantes de ese municipio, para darles atención psicológica y brigadas médicas.

José Reyes


José Reyes Quintero. Orgullosamente periodista de VANGUARDIA desde noviembre de 1999, aunque mi incursión en el periodismo se remonta al año de 1988, cuando inicié mi carrera en Monterrey, mi ciudad natal, donde estudié la carrera de Ciencias de la Comunicación en la UANL. He cubierto desde actividades policiacas hasta deportivas, incluso sociales, siempre en el periodismo escrito.  Actualmente me especializo en temas electorales, políticos, de seguridad y legislativos. Vivo de la palabra y como tal, me esfuerzo al máximo por respetar nuestro idioma.