Foto: Especial
El ruso Valery Spiridonov, famoso porque sería el primer hombre en tener un trasplante de cabeza, ahora es padre de un bebé sano con su guapa novia Anastasia, y se ha arrepentido de participar en la riesgosa operación

Valery Spiridonov de 33 años, se ofreció como voluntario para ser el primer hombre en el mundo en someterse a un trasplante de cabeza, sin embargo, esto no sucederá ya que consiguió una novia y tendrá que cuidar a su hijo "milagro".

El profesor Sergio Canavero, conocido como Dr. Frankenstein, anunció hace un par de años que le trasplantaría la cabeza a un cuerpo saludable. Este era el procedimiento original que, de si hubiera sido favorable, habría marcado un hito en la medicina moderna.

Spiridonov decidió cancelar todo porque ya va a formalizar una familia con su nueva novia Anastasia Panfilova.

En cuanto al Dr. Canavero ahora se encuentra en China, donde ha recibido recursos y fondos para su investigación. Y aunque Spiridonov canceló su participación en la riesgosa operación, el experto en informática prefirió que ahora sean chinos quienes sean los primeros voluntarios en lugar de él.

La vida de Spiridonov cambió por completo, ya que después de abandonar la operación se mudó a los Estados Unidos y ya estudia análisis de las emociones, en la Universidad de Florida.

En su vida amorosa, Spiridonov ya confirmó que está con su novia Anastasia, de 30 años, y su hijo recién nacido. En imágenes se muestra al padre, quien padece la enfermedad de Werding-Hoffman (atrofia muscular espinal que lleva a una baja esperanza de vida) sosteniendo a su bebé.

El niño pequeño nació hace seis semanas y está sano, lo que el Sr. Spiridonov describe como un "milagro", ya que la condición que padece puede heredarse. Mientras que Anastasia, quien tiene una maestría en tecnología química y estudió anteriormente en Italia, no aparece en fotos con su esposo, aunque explicó, en su cuenta de redes, el gusto por los hombres en sillas de ruedas.

"Las personas (en sillas de ruedas) son 'mucho más profundas, de sentimientos, fieles, de buen corazón, y también suelen ser muy inteligentes … ¿no es eso lo principal?" Expresó.

Spiridonov comentó: "Vivíamos en la misma ciudad, a menudo nos reuníamos en asuntos profesionales y pronto nos dimos cuenta de que nos sentíamos realmente bien juntos. Ella tiene varios grados académicos y nos casamos hace poco más de un año en Moscú ".

A su vez, se mostró contento con su nueva vida, aunque ha desafiado al Dr. Canavero a aclarar su trabajo en China ante la sospecha de que los italianos encontraron problemas con sus técnicas.

"Comprendí que era un gran riesgo, que nunca se había hecho antes, pero ¿qué tenía que perder? No podía perder una pequeña posibilidad de caminar normalmente", dijo al periódico ruso Komsomolskaya Pravda.

En vez de convertirse en un conejillo de indias, Spiridonov ha diseñado una silla de ruedas "inteligente" operada por voz y está trabajando en proyectos de consultoría.