Fotos: Francisco Rodríguez
Desde temprana hora las madres llegaron y cerraron el acceso a las instalaciones, en apoyo de la señora Cristela Soto, madre de Daysi Viridiana Martínez Soto

El colectivo Madres Poderosas de La Laguna, madres de víctimas de feminicidio, protestaron este miércoles a las afueras del Centro de Justicia Penal en Torreón, para protestar por la dilación en los juicios.

Desde temprana hora las madres llegaron y cerraron el acceso a las instalaciones, en apoyo de la señora Cristela Soto, madre de Daysi Viridiana Martínez Soto. La señora Soto tenía programada la audiencia el día martes 16 de marzo para dictar sentencia condenatoria contra el probable responsable del feminicidio de su hija, quien murió el 16 de julio de 2016.

Sin embargo, el martes le cancelaron la audiencia y le dieron fecha para el 15 de abril. Pero la señora Cristela Soto temió que el imputado saliera libre porque el 9 de abril se cumplen dos años del proceso, es decir, el plazo que marca la ley para dictar una sentencia, y al no haber una, podría salir libre.

También está el caso de la señora Carolina Ramírez, madre de Milagros, la niña de dos años que fue asesinada por la pareja de la señora Ramírez en el municipio de Matamoros. Ella espera audiencia desde el 29 de junio de 2020 que se dictó el auto de apertura a juicio oral.

Después de más de dos horas, las madres salieron de la reunión que sostuvieron con funcionarios e informaron que la audiencia de la señora Cristela Soto será el próximo 22 de marzo, mientras que el caso de la señora Carolina Ramírez, será en abril, después de vacaciones de Semana Santa.

“Que nos hagan justicia. Es lo que pedimos. Vamos a ver que cumplan con el proceso”, comentó la señora Soto. “Estaré contenta hasta que dicten sentencia condenatoria, estoy en una balanza. Todavía falta que se haga el proceso. Un pie adelante y otro atrás”, mencionó la señora Ramírez.